Monthly Archives: February 2014

Basureros virtuales

Es tan fácil acumular mierda en un disco duro que no nos damos cuenta de la cantidad de porquería que podemos acumular en nuestro portátil durante dos años.

Esta semana estoy teniendo bastantes problemas con el portátil y con los programas de adobe, es la razón por la que no he podido editar los vídeos de esta semana y tendrán que esperar a la que viene, porque todavía no sé si lo he solucionado y porque no podré ponerme a intentar solucionarlo del todo hasta el domingo.

Lo primero que estoy haciendo es tirar toda la basura virtual que tengo en el disco duro, tiene 500gb y tenía libres menos de 30… supongo que lo de que photoshop o premiere llevasen semanas funcionando a pedales tiene bastante que ver con eso. De momento he conseguido dejar libres 200gb y todavía hay cosas que quiero tirar como aplicaciones inútiles que nunca utilizo.

No lo he tirado todo, algunas cosas las he movido a uno de los discos duros externos aunque estoy casi segura de que son cosas que no utilizaré en la vida. Me ha sorprendido mi carpeta de la carrera ¿cuándo acumulé allí casi 90gb de trabajos? ¿qué tengo ahí dentro? No lo he querido ni mirar… se ha ido directa al disco duro de 2tb y ya miraré que tengo ahí dentro cuando tenga ganas.

Porque eso siempre pasa, son como las cosas que vas metiendo en los cajones y ya no recuerdas ni lo que tenías y en el momento de hacer limpieza a lo mejor lo sigues guardando por pena o algo así ¡y ni siquiera recordabas su existencia! Si no te ha servido para nada en los últimos seis meses y no lo has echado de menos es posible que no lo necesites nunca más en tu vida…

Claro mis trabajos de bellas artes no los quiero tirar, aunque sé que no me van a servir para nada pero es algo que en su momento me costó mucho esfuerzo y que, algunos de ellos, me recuerdan que fui capaz de superar esa asignatura que me traía de cabeza (escultura) y que, de algún modo, cualquier cosa que te propongas es posible.

Así que se van a mi cajón de basura virtual, equivalente a mi cajón de basura del escritorio a la espera de que algún día se me ocurra mirar allí y decidir que es lo que tiro porque probablemente lo tendré repetido seis o siete veces además.

Luego están las fotos, tengo fotos en ese disco duro desde 2005 o así que fue cuando compré mi primera réflex digital. Tengo alguna cosa más de antes, de mis primeras cámaras, pero además de dar vergüenza ajena son jpg. Si quiero hacer una gran limpieza en el archivo de raws y con esto hay opiniones para todos los gustos… porque muchos fotógrafos recomiendan que no tires ningún raw, pero si no tiras ningún raw, si te quedas hasta con aquellas fotos que disparaste por error, al final morirás aplastado por cantidades de discos duros externos. Y, aunque no mueras ¿es posible saber donde tienes cada cosa cuando tienes demasiadas fotos?

Recuerdo aquella época en la que las copias de seguridad nos las hacíamos en cd, yo entonces no sé si hacía fotos porque esto me parece de mucho más de la prehistoria, pero si guardaba un montón de mierda y de ilustraciones de los animes del momento y tenía carpetas llenas de porquería. Y cuando ya tenía lo suficiente para copiar un cd lo guardaba no lo fuese a perder, posteriormente llegó la posibilidad de guardarlo en dvd donde aún podrías meter más mierda.

Tengo un par de pilas de cds o dvd en un hueco debajo de mi escritorio, no sé ni lo que hay ahí y tampoco me interesa, no sé por qué no las he tirado todavía porque además esas cosas también caducan y a lo mejor a estas alturas ya no se pueden leer (nos lo vendieron como lo que no caducaba ni se estropeaba… mentiras todo).

Ahora solo tengo dos discos duros y más o menos sé lo que tengo en los dos. Si que tengo una carpeta “porquería” (literalmente) en uno de ellos con cosas que en su día no supe si necesitaría en el futuro y que quiero mirar. Pero sé que no lo miraré nunca… y que tampoco iba a perder nada que echase de menos si directamente tirase esa carpeta a la basura y aprovechase el espacio para alguna otra cosa más útil. Pero de momento me sigo resistiendo a tirarla, sé que lo conseguiré algún día.

Y ya del disco duro del ordenador he decidido borrar la mayoría de mis raws, no los tenía todos (solo de la 40D tengo unos 30.000, más los de la 350D, más los nuevos de la 100D que voy ya por el archivo 4000), pero si conservaba las fotos que más miedo tenía de perder. Las tengo duplicadas en los dos discos duros externos aunque no sigo esas recomendaciones de tener cada uno en un sitio diferente separado, en realidad lo de tenerlas en los dos es por si uno se me estropea (ya se me estropeó un disco duro), pero si hay un incendio o algo así y no me da tiempo a llevarme el portátil y los discos duros conmigo pierdo mis fotos (o si los dos discos duros se estropean de repente y a la vez… no por favor).

Así que he ido liberando espacio de esa forma, todavía me quedan cosas por revisar que espero poder hacer esta noche y dejarlo todo listo por si el domingo necesito reinstalar la suite. Quiero evitar formatear por todos los medios, no sé si es la solución o no lo es pero no tengo ni idea de como se formatea un mac… y no quiero hacerlo. Porque el portátil iba más o menos bien hasta que empecé a acumular vídeos (este último año) y demasiada mierda. Y espero que esta lentitud y lo mal que va todo últimamente sea solo porque no tenía apenas espacio en el disco duro.

Estoy tirando de todo sin piedad y espero conseguir algo con eso, poder volver a editar vídeo y que se vean bien y no vaya a golpes, porque en los últimos vídeos se ha notado que no podía hacer bien los cortes, así que espero que todo vuelva más o menos a la normalidad.

Se supone que los mac duran más que un pc, conozco a gente que trabaja con macs de los blancos con photoshop sin problemas, incluso con macbook air de los pequeñitos. Pero claro, en mi caso es mi único ordenador y es inevitable que tarde o temprano lo llene de porquería.

Deseadme suerte, porque me encantaría evitar el tener que reinstalar también la suite, que no es difícil pero es lento y me voy a estar todo el domingo por la tarde. Esta semana al menos no tengo que grabar vídeos porque tengo los que grabé el fin de semana pasado, pero tampoco me importaría adelantar alguno por si acaso vuelo a tener algún problema.

Ya os iré contando, espero poder devolverle la vida a mi portátil pronto.

Fotos de medio formato

Hace unas semanas estuvimos haciendo fotos de medio formato en clase y terminé tan encantada que quise una cámara de medio formato para mí. Me lo empecé a pensar después del rollazo de escanear negativos y quitarles toda la porquería con photoshop (incluyendo unas rayas del escáner que me quedaron un poco chapuceras), pero aunque eso sea una auténtica pesadilla las fotos siguen siendo muy bonitas.

No sé si mi parte favorita son los desenfoques o los colores, por no hablar del momento de tomar la foto mirando por ese visor tan increíble que hace que al de mis réflex le tenga aún más manía si cabe.

Estas son algunas de las fotos que hice, las demás no las puedo colgar porque son retratos (ADORO los retratos con una cámara de medio formato), así que solo he puesto en flickr las tres en las que no hay personas.

Medio formato

Medio formato 2

medio formato 3

También las imprimí pero no puedo decir que fuese una buena experiencia porque en la tienda donde había estado llevando todos los trabajos desde principio de curso me hicieron una chapuza, no la reconocieron, me trataron fatal y salí de allí con un enfado monumental y sin ningunas ganas de volver.

En la tienda donde voy a imprimir los trabajos a partir de ahora salieron bonitas, con unos colores bastante similares a lo que veo en mi pantalla y sin rayas, en mate, más barato y con la posibilidad de elegir 13×18 en vez de 15×20, que pegadas en los A4 donde las tenemos que entregar las 13×18 horizontales quedan mejor.

Sigo queriendo una cámara de medio formato, incluso teniendo que clonar las 2500 motas de polvo porque me encanta como son las fotos y en este caso mucho mérito si es de la cámara, aunque reconozco que la preferiría con respaldo digital, pero eso, de momento, es inalcanzable.

Project Life

Y después del descubrimiento del smash book llegó el descubrimiento de Project life ¡que me gusta todavía más! Project life es una forma diferente de montar un álbum de fotos a base de tarjetas decoradas. Puedes simplemente colocar las tarjetas en sus fundas junto a tus fotos y escribir en las tarjetas dedicadas para eso o puedes currártelo un poco más y decorar esas tarjetas (y las fotos).

Me gusta mucho más que el smash book porque todo es mucho más ordenado y yo soy mucho de orden y de cosas bien puestas, creo que por eso me gustaría probar el smash, para ver si soy capaz de hacer algo sin mucho orden sin que me moleste (NOOOO). Pero sin duda quiero hacerme con uno de estos kits en cuanto pueda (porque no son baratos).

Parece que la primera marca que lanzó esta forma de hacer álbums fue Becky Higgins y es de donde viene el nombre de Project life, pero poco a poco otras marcas se han ido sumando a esto y sacando sus propias tarjetas compatibles con las fundas. También hay marcas que hacen algo similar a esto pero con álbums y fundas más pequeñas, estos son de  30×30 y son mis favoritos.

Llegó a España hace poco, el verano pasado por lo que he estado leyendo en algunos blogs, pero seguro que ha venido para quedarse.

De todo lo que he ido mirando lo de Becky Higgins también es lo que más me gusta, venden tarjetas en packs de 600, de 100 y de 60 o 40. Para mí la caja grande es más general y el resto son cosas temáticas que puedes incluir en diferentes bolsillos de las fundas. Aunque la caja grande tiene demasiadas tarjetas repetidas y creo que puede hacer el álbum aburrido, es una buena opción para intercambiar tarjetas de diferentes kits con amigos.

De las cajas grandes mi favorita es la Honey, con todas esas cámaras de fotos… pero también me gusta mucho la Blush y una que por aquí no he encontrado que se llama Clementine.

Igual que pasaba con el smash en youtube hay bastantes vídeos de todas las colecciones de tarjetas, al menos de las grandes. Las tarjetas tienen también colecciones de papeles a juego y separadores (todo se vende por separado).

Para empezar el álbum se necesitan fundamentalmente las fundas, ni siquiera son necesarias las tarjetas porque se pueden hacer con otros tipos de papeles, aunque para mí algunas de las colecciones de tarjetas son tan chulas que no podría evitarlo. Y claro, las fotos, que las pequeñas tienen unas medidas un poco raritas y necesitarían un poco de edición antes de llevarlas a imprimir (básicamente pegar dos fotos en una antes de sacar las copias de 10×15).

Venden también diferentes modelos de álbum 30×30 en los que caben unas 60 fundas por lo que he ido viendo por youtube, aunque muchos hablan de esas 60 fundas para hacer un álbum más o menos semanal durante todo el año, así que no estoy segura de si se podrán meter más o no.

En este vídeo podéis ver un project life en el que la chica ha fabricado sus propias tarjetas y no está usando las que ya están hechas. Para gente que lleve mucho tiempo y tenga mucho material seguro que es la opción elegida.

Además en youtube o en pinterest se pueden encontrar un montón de páginas que va haciendo la gente y las va colgando, es una inagotable fuente de inspiración. La mayoría personaliza las tarjetas o se fabrica sus propias tarjetas, me ha costado encontrar a alguien que simplemente utilizase las tarjetas del kit sin alterarlas.

Es que incluso sin modificar las tarjetas y usándolas tal cual queda muy chulo, pero creo que lo más divertido es personalizarlo totalmente aunque algunas tarjetas las dejes tal cual porque son muy bonitas.

En menos de tres semanas es mi cumpleaños y estoy pensando en autorregalarme un kit, pero no puede ser porque primero tengo que imprimir el portfolio en blanco y negro para clase (y es muy, muy caro… lo tendría que haber entregado en noviembre y por aquí andamos aún), así que no puedo pensar en caprichos hasta que no consiga tener eso cerrado.

Pero bueno, el verano está ya a la vuelta de la esquina y el verano será un buen momento para empezar algo así. Salgo más y me esforzaré en hacer más fotos que no sean solo de muñecas (aunque me encanta hacer fotos de muñecas). Me encantaría poder conseguir algo así, de las que circulan por youtube es mi favorita (y lo hace casi siempre sin las tarjetas “oficiales”). El canal es una especie de canal grupal (¿de una tienda?) en el que participan otras chicas, tanto en project life como otro tipo de cosas, mi favorita indudable en project life es Melissa.

Ya os iré contando, no creo que sea pronto, pero ya os iré contando ¿alguien lo ha probado? ¿que tal la experiencia?

Bajo el sol de la toscana

Bajo_el_sol_de_la_Toscana-186949998-largeBajo el sol de la toscana
Director: Audrey Wells.
Guionista: Audrey Wells.
Año: 2003.
Título original: Under the Tuscan sun.

Sinopsis
Frances Mayes (Diane Lane) es una escritora americana de 35 años que vive en San Francisco y cuya perfecta vida acaba de dar un giro de 180 grados. Su reciente divorcio le ha causado una profunda depresión y un bloqueo creativo. Patti (Sandra Oh), su mejor amiga, empieza a preocuparse y decide regalarle una estancia de diez días en la Toscana (Italia). Una vez allí, Frances se encapricha de una villa llamada “Bramasole” (“que anhela el sol”) y decide comprarla. La casa necesita muchas reformas pero Frances está dispuesta a acometerlas. A medida que se va adaptando a su nuevo estilo de vida hará amistades entre sus vecinos. (FILMAFFINITY).

Mi comentario
Tengo un montón de entradas del reto de películas en borradores (del de libros no) esperando que encuentre un momento y me vaya poniendo al día. No sé exactamente el orden en el que las vi así que voy a empezar por esta que la hicieron el otro día en la tele, aunque no pude verla entera y la vi por la noche.

Esta película la vi en la época en la que la estrenaron y ya no recordaba nada de ella… ese momento en el que sabes que has visto esa película pero toda parece nueva para ti y esperas que llegue algo que te haga recordar como termina. Recordaba algo del final pero nada de lo que pasaba en medio… así que ha sido como ver una película nueva.

Es bonita, lo que puedes esperar de este tipo de películas si te gusta ver este tipo de películas y a mí me encanta… la mayoría me suelen gustar y solo ha habido algunas excepciones de supuestas comedias románticas que no quiero volver a ver ni en pintura.

Aunque para mí esta más que una historia de amor es una historia de amistad, porque durante toda la película estuve esperando el momento en el que la emparejasen con alguien y ese momento no llegaba. En las típicas comedias románticas casi siempre te presentan a la futura pareja desde el principio y los embarcan en alguna aventura de la que sabes que tarde o temprano saldrán como pareja.

Quiero hacer maratón de comedias románticas alguna semana de estas (bueno… cuando termine el curso) ¿recomendaciones? ¿cuáles son vuestras favoritas?

Smash book

Estos días ando obsesionada con algo que he descubierto hace muy poco: Los Smash book.

Y ¿Qué es un smash book? Una libreta compuesta por hojas decoradas que puede servir como diario personal, diario creativo, de viaje… o un poco de todo porque el límite lo pone nuestra imaginación. ¡Y ahora quiero uno!

estilo-bonito-rosa

Hay smash books de diferentes colores y según el color cambian los papeles del interior. Si es algo que queréis pero que no podéis encontrar en vuestra ciudad y no os queda más remedio que comprarlo online os recomiendo buscar el color de la libreta elegida por youtube para ver las páginas interiores, porque a lo mejor no os gusta lo que han decidido poner.

Claro eso tampoco es determinante porque los papeles se pueden tapar (casi diría que se deben tapar), pero es que hay algunas páginas tan, tan, tan feas en muchas de estas libretas que mientras menos páginas feas tengas mejor. No sé cual es la que tiene la foto del menú de pizarra de una cafetería… creo que es la azul retro, que solo por esa página yo ya no compraría esa libreta.

Esa es una de las desventajas que veo en ellas, que no son solo hojas decoradas en las que te puede gustar más o menos el motivo, también hay páginas con fotos y con carteles y muchas veces no me parece que los hayan elegido con el mejor gusto del mundo. Y en las páginas con fotos tienes que pegar algo encima si quieres escribir, a veces no queda otra que taparlo todo entero porque interfiere con lo que quiera que pongas encima.

La otra desventaja es como está encuadernada, está encuadernada en espiral, no con el típico gusanillo con el que te suelen encuadernar los trabajos y esas cosas. Sino esa especie de “muelle” que se tiene que cerrar, sé que ese tipo de espiral tiene un nombre pero no tengo ni idea de cual es… y en todas las smash que he visto ya muy llenas parece difícil pasar las páginas una vez la has empezado a utilizar (a veces incluso siendo nuevas les cuesta pasar las primeras páginas). Supongo que también depende mucho de lo que vayas a meter dentro y que si lo pones todo más o menos plano no tendrás problemas, pero creo que con una espiral normal, de las de gusanillo, las páginas pasarían más fácilmente (o con una como esa pero bastante más grande).

Las descubrí a través de un canal que llevo siguiendo unas semanas (y que os recomiendo mucho si os gustan las manualidades en papel), ella tiene una y hace cosas muy bonitas. Os dejo el vídeo en el que enseñó el kit de su diario, aunque tiene muchísimos vídeos en los que va enseñando las páginas y como las monta.

Los Smash los venden por separado, solo las libretas, o en kit con varias cosas que no sé hasta que punto pueden ser útiles. He mirado precios en varias tiendas online y en Up&Scrap es donde mejor precio he visto online. Aquí en Valencia también se puede encontrar al menos en una tienda y los precios son los mismos que en esa tienda. En algunas tiendas online donde también lo tienen la he encontrado un poco más cara.

Hay un par de tipos de kits los que llevan el smash book normal que cuestan alrededor de 25€ y otros más pequeñitos que cuestan unos 20€ y van en una caja. En esos kits el libro tiene 20 hojas en lugar de 40 y es más pequeño que el normal. También he visto unos smash más grandes, en esa tienda online lo tienen en dos colores y no sé si existirán en todos los colores y diseños del smash.

También venden por separado uno que se llama “Mini Smash” que es tamaño cuartilla, tiene las tapas marrones y la espiral a la vista. Una de esos mini smash lleva gafas 3D de las que llevan un acetato rojo en un ojo y uno azul en el otro. Imagino que porque los papeles de dentro están impresos que para que se vean en 3D cuando te pones las gafas.

¿Qué compraría yo? Creo que yo compraría la libreta sola y algunas cosas extra tuvieran o no tuvieran que ver con Smash… porque los kits que he estado viendo llevan cosas que a mí no me gustan y no utilizaría, pero, como siempre, hay gustos para todo. Creo que por lo único que valen la pena es por la banda elástica para mantener el libro cerrado y esa nos la podemos fabricar nosotros.

En youtube podéis encontrar el canal de una chica que tiene muchos de los colores y se pueden ver las páginas por dentro, os dejo la rosa que creo que de todas las que he visto es la más versátil y la que menos condiciona con sus papeles y fotos interiores.

También me gusta mucho una de las amarillas, la más clara, la de 365 días (os dejo el vídeo en este enlace para no saturar mucho la entrada con vídeos), pero al ser una libreta pensada para mantener un diario de todo el año incluye las páginas de los festivos, verano… y condiciona mucho lo que vas a hacer en ella.

Porque esa es la tercera desventaja que veo, que incluso las que no son temáticas como esta de 365 o la de los bebés, en el fondo si lo son y me parece difícil evitar que los papeles interiores te condicionen a usarla de una forma de otra. Por eso la rosa me gusta, porque de las que he visto me parece la más neutra (aunque tiene dos o tres páginas por ahí que son para matarlos…).

Hay otra opción que es mi favorita: fabricarte tu propio smash. Estos libros están inspirados en esos diarios en los que la gente ha pegado cosas desde siempre. Seguro que vosotros también lo habéis hecho, aunque no sea de una forma habitual, pero seguro que si os ponéis a buscar vuestras viejas agendas encontráis páginas bastante “smash” entre ellas. Yo siempre he sido más de hacer dibujitos y escribir cosas sin ningún orden, porque cuando pegas algo en una libreta normal las hojas se terminan ondulando y todo da un poco de asco… aunque también he visto smash con hojas onduladas aunque el papel sea de mucho más gramaje que el de una libreta o una agenda normal.

Así que una opción es esa, elegir una libreta chula, decorarle las tapas y empezar a rellenarla a tu gusto o, aún mejor, fabricarte tu propia libreta con papeles decorados. En youtube también hay algunos tutoriales sobre eso aunque el que más me ha gustado ha sido este (está en cuatro partes, entrad a su canal).

Claro supongo que si no te dedicas al scrapbooking desde hace mucho tiempo y no tienes todos esos materiales ya en casa te puede salir por una pasta, desde luego mucho más de los 15€ que cuesta un smash, porque los papeles grandes miden 30×30 y solo puedes sacar un A4 de cada papel, aunque yo no utilizaría solo papel decorado, también cartulina blanca o de colores para tener más espacio libre. Y lo llevaría a encuadernar a una copistería, aunque la encuadernación no quedase tan chula como esa.

Pero bueno creo que para los que no estamos todavía metidos en el mundo del scrapbooking la mejor opción es comprar el smash directamente hecho y tratar de ignorar sus fallos. O hacer uno simplemente con cartulina o algo con más gramaje de un folio y ya ir decorando directamente sobre hojas en blanco.

Yo estoy decidida a empezar uno, lo que no sé si será uno de los oficiales o si me lo fabricaré yo misma, porque creo que lo de no poder pasar bien las páginas me va a poner muy nerviosa (no lo creo, lo sé, me conozco). ¿Y vosotros? ¿Los conocíais? ¿Los utilizáis? Si es así ¡me encantaría ver fotos!

Las series que sigo esta temporada

Esta semana pensaba que no iba a conseguir subir el vídeo ¡pero lo he conseguido! Lo he tenido que grabar dos veces porque la primera perdí el archivo de audio… la grabadora se quedó sin pilas y no grabó gran parte del audio y, aunque lo monté y lo subí con el audio directo de la cámara, he sido incapaz de utilizarlo, llamadme maniática…

Así que anoche grabé, monté y exporté el nuevo vídeo y esta mañana ha decidido tardar cuatro veces más de lo normal en subirlo, pero al final ha subido que es lo importante. Un día os pondré un vídeo con el sonido directo de la cámara y me entenderéis… en estos meses en youtube me he dado cuenta que me molesta más un mal audio que una mala imagen, que si las dos cosas van de la mano pues mejor, pero muchísima gente le da mucha importancia a tener una imagen de réflex perfecta y se olvida de que las réflex graban un audio de mierda. Si, lo sé, soy una maniática…

Pero no puedo entender que el audio de una camarita compacta de 100€ le de mil patadas al sonido de una réflex que se supone que se puede utilizar para hacer trabajos más serios. Claro que… los trabajos serios graban el audio independiente y luego lo sincronizan así que ¿para qué ponerle a la réflex un micro medio aceptable? (al menos uno que no haga que parezca que te has encerrado en unos lavabos).

Y esta ha sido la chorrada del día que poco a nada tiene que ver con el contenido del vídeo. Nos vemos durante la semana, a ver si consigo ponerme al día con los retos del año que creo que voy en todos con retraso…

Her

Her-716403893-largeHer
Director: Spike Jonze
Guión: Spike Jonze
Año: 2013

Sinopsis
En un futuro cercano, Theodore, un escritor solitario, consigue un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial y diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para sorpresa de Theodore, se crea una relación romántica entre él y la voz femenina de este sistema operativo. (FILMAFFINITY)

Mi comentario
Me alegro mucho de no haber visto esta película en el cine porque me hubiera ganado el odio de quien quiera que me acompañase hasta 2016, estoy segura…

Me ha costado varios días escribir la entrada sobre ella porque todavía no sé que pensar, es de esas películas que me dejan una mala sensación en el cuerpo y tendría que haberlo pensado al ver quien era el director, pero esta no podía dar miedo como las demás ¿verdad? Me equivocaba…

No es miedo exactamente, en realidad en “Donde viven los monstruos” si había partes que daban miedo pero otras que dejaban la misma sensación de mal rollo que esta película, es una especie de desesperanza y de que todo está mal con el mundo. Igual es algo que solo me pasa a mí, no lo sé, pero este director y yo nos llevamos muy, muy mal.

Supongo que es la enorme sensación de soledad de todos los personajes, de soledad y de aislamiento voluntario o algo así. El protagonista se enamora de su sistema operativo… ¿que hay más triste que eso? Por mucho que su sistema operativo hable con la voz de Scarlett Johansson. Y durante toda la película lo ves a él y a todo el mundo hablando solo por la calle metido en su propio mundo. Aunque ¿es tan diferente a ir en el metro y que el 90% del vagón esté enganchado a su whatsapp? Quizá si es esa la parte que da un poquito de miedo…

Me ha gustado mucho la música y también que más de la mitad de la película se pueda ver con los ojos cerrados porque lo que importa es lo que dicen, aunque lo que dicen a mí me ponga triste en el mal sentido de la tristeza… porque Los Miserables me pone triste también, pero es una tristeza en la que no me importa repetir a los cinco minutos, esta no quiero repetirla por el momento.

Es de esas películas que solo volveré a ver cuando se me olvide lo que me ha hecho sentir para saber si es una película que me puede gustar o si definitivamente quiero encerrarla bajo siete llaves y tirarla al mar. Donde viven los monstruos la vi cuando la estrenaron y todavía no he sido capaz de verla de nuevo, lo he intentado… pero siempre me quedo a punto de darle al play y no lo consigo. Con esta no creo que me cueste tanto porque nadie quiere arrancar la cabeza a nadie… pero me costará unos meses, aunque lo que si quiero conseguir es la banda sonora, porque esa si que me pareció muy bonita.

En fin, avanzando en el reto anual con películas que no he visto o que hace tanto tiempo que vi que no las recuerdo. Voy con retraso, así que a ver si esta semana consigo ponerme al día con algo que me haga sentir alegría, creo que rescataré alguna comedia romántica de la estantería.

Personalizando facebook una vez más

Hace tiempo que quería ponerme a arreglar la página de facebook de la misma forma que expliqué aquí, porque muchas de las aplicaciones que utilizaba dejaron de funcionar y esos botones no llevaban a ninguna parte. Así que hoy me he puesto a arreglarlo por fin y de paso he cambiado los diseños de las tabs y he añadido mi canal personal de youtube.

tabs de facebook

Para poder poner mi segundo canal de youtube he tenido que utilizar una app de youtube diferente, ya que no me dejaba añadir dos de la misma, así que he puesto lo más parecido que he encontrado, podéis verlo aquí. A mí me gusta más la otra app, la que uso para el canal de muñecas, pero esta tampoco está mal del todo (desde la parte de abajo abajo podéis instalarla en vuestra propia página si os interesa).

En la entrada en la que expliqué como instalar y utilizar las tabs dejé algunos links a las aplicaciones que uso y más o menos sigue siendo lo mismo. La nueva app de youtube es del mismo creador que las que ya usaba de flickr y pinterest.

Para linkear mis blogs y para tumblr también utilizo Woobox, igual que para mi canal principal de youtube y twitter, esta vez con su opción de crear una página en html. Hay varias opciones en esa app, una de ellas es poner una redirección que a mí no me gusta porque sales de la página de facebook y no abre la url en una ventana nueva. Otra de las opciones es lo que he hecho para tumblr, abrir la página en un iframe dentro de tu página de facebook, para algo como tumblr es la opción que más me ha convencido. Y la última es la que he utilizado para los blogs, no quería poner una pestaña diferente para cada blog sino los dos en una, así que simplemente he hecho una plantilla html con los dos banners de mis dos blogs enlazados para que se abran en una ventana nueva.

Antes tenía también una app que era un formulario de contacto desde el que se me podían mandar e-mails directamente, pero dejó de funcionar y no he encontrado nada parecido, es una pena, porque era útil. Si vuelvo a encontrar algo similar lo volveré a instalar.

He aprovechado también para cambiar el diseño de los botones, que estaba ya un poco cansada de lo que había antes y tenía ganas de incluir los logos oficiales.

Así que en eso he invertido mi tarde de hoy, en eso y en recorrer varios centros comerciales buscando leche de oveja, que estaba agotada en todas partes, a veces tengo esa suerte y me toca sobrevivir unos días a base de leche de soja, espero que la semana que viene mi suerte cambie.

Los libros de enero

Este mes ha sido un buen mes, ya lo he ido contando por aquí, casi todo lo que he leído me ha gustado. Os dejo los enlaces a las entradas del blog:

Al actualizar lo de lo libros de enero me he dado cuenta de que esta semana voy con retraso en el reto de películas… así que voy a hacer lo mismo que en el reto de libros, las voy a ir poniendo hasta llegar a las 52 porque la verdad que esta semana no tuve ganas de ver nada y tampoco pude aprovechar el miércoles del espectador a precio especial porque no había nada que me llamase la atención. Creo que esta semana si estrenan una peli que quiero ver así que supongo que iré el próximo miércoles.

Y ahora que casi me he desenganchado de la serie a la que me he enganchado (básicamente porque me he puesto al día y ahora solo puedo ver un capítulo a la semana) a ver si avanzo un poco más en el reto de 50 libros anuales ¡porque este año lo voy a conseguir!