Basureros virtuales

Es tan fácil acumular mierda en un disco duro que no nos damos cuenta de la cantidad de porquería que podemos acumular en nuestro portátil durante dos años.

Esta semana estoy teniendo bastantes problemas con el portátil y con los programas de adobe, es la razón por la que no he podido editar los vídeos de esta semana y tendrán que esperar a la que viene, porque todavía no sé si lo he solucionado y porque no podré ponerme a intentar solucionarlo del todo hasta el domingo.

Lo primero que estoy haciendo es tirar toda la basura virtual que tengo en el disco duro, tiene 500gb y tenía libres menos de 30… supongo que lo de que photoshop o premiere llevasen semanas funcionando a pedales tiene bastante que ver con eso. De momento he conseguido dejar libres 200gb y todavía hay cosas que quiero tirar como aplicaciones inútiles que nunca utilizo.

No lo he tirado todo, algunas cosas las he movido a uno de los discos duros externos aunque estoy casi segura de que son cosas que no utilizaré en la vida. Me ha sorprendido mi carpeta de la carrera ¿cuándo acumulé allí casi 90gb de trabajos? ¿qué tengo ahí dentro? No lo he querido ni mirar… se ha ido directa al disco duro de 2tb y ya miraré que tengo ahí dentro cuando tenga ganas.

Porque eso siempre pasa, son como las cosas que vas metiendo en los cajones y ya no recuerdas ni lo que tenías y en el momento de hacer limpieza a lo mejor lo sigues guardando por pena o algo así ¡y ni siquiera recordabas su existencia! Si no te ha servido para nada en los últimos seis meses y no lo has echado de menos es posible que no lo necesites nunca más en tu vida…

Claro mis trabajos de bellas artes no los quiero tirar, aunque sé que no me van a servir para nada pero es algo que en su momento me costó mucho esfuerzo y que, algunos de ellos, me recuerdan que fui capaz de superar esa asignatura que me traía de cabeza (escultura) y que, de algún modo, cualquier cosa que te propongas es posible.

Así que se van a mi cajón de basura virtual, equivalente a mi cajón de basura del escritorio a la espera de que algún día se me ocurra mirar allí y decidir que es lo que tiro porque probablemente lo tendré repetido seis o siete veces además.

Luego están las fotos, tengo fotos en ese disco duro desde 2005 o así que fue cuando compré mi primera réflex digital. Tengo alguna cosa más de antes, de mis primeras cámaras, pero además de dar vergüenza ajena son jpg. Si quiero hacer una gran limpieza en el archivo de raws y con esto hay opiniones para todos los gustos… porque muchos fotógrafos recomiendan que no tires ningún raw, pero si no tiras ningún raw, si te quedas hasta con aquellas fotos que disparaste por error, al final morirás aplastado por cantidades de discos duros externos. Y, aunque no mueras ¿es posible saber donde tienes cada cosa cuando tienes demasiadas fotos?

Recuerdo aquella época en la que las copias de seguridad nos las hacíamos en cd, yo entonces no sé si hacía fotos porque esto me parece de mucho más de la prehistoria, pero si guardaba un montón de mierda y de ilustraciones de los animes del momento y tenía carpetas llenas de porquería. Y cuando ya tenía lo suficiente para copiar un cd lo guardaba no lo fuese a perder, posteriormente llegó la posibilidad de guardarlo en dvd donde aún podrías meter más mierda.

Tengo un par de pilas de cds o dvd en un hueco debajo de mi escritorio, no sé ni lo que hay ahí y tampoco me interesa, no sé por qué no las he tirado todavía porque además esas cosas también caducan y a lo mejor a estas alturas ya no se pueden leer (nos lo vendieron como lo que no caducaba ni se estropeaba… mentiras todo).

Ahora solo tengo dos discos duros y más o menos sé lo que tengo en los dos. Si que tengo una carpeta «porquería» (literalmente) en uno de ellos con cosas que en su día no supe si necesitaría en el futuro y que quiero mirar. Pero sé que no lo miraré nunca… y que tampoco iba a perder nada que echase de menos si directamente tirase esa carpeta a la basura y aprovechase el espacio para alguna otra cosa más útil. Pero de momento me sigo resistiendo a tirarla, sé que lo conseguiré algún día.

Y ya del disco duro del ordenador he decidido borrar la mayoría de mis raws, no los tenía todos (solo de la 40D tengo unos 30.000, más los de la 350D, más los nuevos de la 100D que voy ya por el archivo 4000), pero si conservaba las fotos que más miedo tenía de perder. Las tengo duplicadas en los dos discos duros externos aunque no sigo esas recomendaciones de tener cada uno en un sitio diferente separado, en realidad lo de tenerlas en los dos es por si uno se me estropea (ya se me estropeó un disco duro), pero si hay un incendio o algo así y no me da tiempo a llevarme el portátil y los discos duros conmigo pierdo mis fotos (o si los dos discos duros se estropean de repente y a la vez… no por favor).

Así que he ido liberando espacio de esa forma, todavía me quedan cosas por revisar que espero poder hacer esta noche y dejarlo todo listo por si el domingo necesito reinstalar la suite. Quiero evitar formatear por todos los medios, no sé si es la solución o no lo es pero no tengo ni idea de como se formatea un mac… y no quiero hacerlo. Porque el portátil iba más o menos bien hasta que empecé a acumular vídeos (este último año) y demasiada mierda. Y espero que esta lentitud y lo mal que va todo últimamente sea solo porque no tenía apenas espacio en el disco duro.

Estoy tirando de todo sin piedad y espero conseguir algo con eso, poder volver a editar vídeo y que se vean bien y no vaya a golpes, porque en los últimos vídeos se ha notado que no podía hacer bien los cortes, así que espero que todo vuelva más o menos a la normalidad.

Se supone que los mac duran más que un pc, conozco a gente que trabaja con macs de los blancos con photoshop sin problemas, incluso con macbook air de los pequeñitos. Pero claro, en mi caso es mi único ordenador y es inevitable que tarde o temprano lo llene de porquería.

Deseadme suerte, porque me encantaría evitar el tener que reinstalar también la suite, que no es difícil pero es lento y me voy a estar todo el domingo por la tarde. Esta semana al menos no tengo que grabar vídeos porque tengo los que grabé el fin de semana pasado, pero tampoco me importaría adelantar alguno por si acaso vuelo a tener algún problema.

Ya os iré contando, espero poder devolverle la vida a mi portátil pronto.

Fotos de medio formato

Hace unas semanas estuvimos haciendo fotos de medio formato en clase y terminé tan encantada que quise una cámara de medio formato para mí. Me lo empecé a pensar después del rollazo de escanear negativos y quitarles toda la porquería con photoshop (incluyendo unas rayas del escáner que me quedaron un poco chapuceras), pero aunque eso sea una auténtica pesadilla las fotos siguen siendo muy bonitas.

No sé si mi parte favorita son los desenfoques o los colores, por no hablar del momento de tomar la foto mirando por ese visor tan increíble que hace que al de mis réflex le tenga aún más manía si cabe.

Estas son algunas de las fotos que hice, las demás no las puedo colgar porque son retratos (ADORO los retratos con una cámara de medio formato), así que solo he puesto en flickr las tres en las que no hay personas.

Medio formato

Medio formato 2

medio formato 3

También las imprimí pero no puedo decir que fuese una buena experiencia porque en la tienda donde había estado llevando todos los trabajos desde principio de curso me hicieron una chapuza, no la reconocieron, me trataron fatal y salí de allí con un enfado monumental y sin ningunas ganas de volver.

En la tienda donde voy a imprimir los trabajos a partir de ahora salieron bonitas, con unos colores bastante similares a lo que veo en mi pantalla y sin rayas, en mate, más barato y con la posibilidad de elegir 13×18 en vez de 15×20, que pegadas en los A4 donde las tenemos que entregar las 13×18 horizontales quedan mejor.

Sigo queriendo una cámara de medio formato, incluso teniendo que clonar las 2500 motas de polvo porque me encanta como son las fotos y en este caso mucho mérito si es de la cámara, aunque reconozco que la preferiría con respaldo digital, pero eso, de momento, es inalcanzable.

Las series que sigo esta temporada

Esta semana pensaba que no iba a conseguir subir el vídeo ¡pero lo he conseguido! Lo he tenido que grabar dos veces porque la primera perdí el archivo de audio… la grabadora se quedó sin pilas y no grabó gran parte del audio y, aunque lo monté y lo subí con el audio directo de la cámara, he sido incapaz de utilizarlo, llamadme maniática…

Así que anoche grabé, monté y exporté el nuevo vídeo y esta mañana ha decidido tardar cuatro veces más de lo normal en subirlo, pero al final ha subido que es lo importante. Un día os pondré un vídeo con el sonido directo de la cámara y me entenderéis… en estos meses en youtube me he dado cuenta que me molesta más un mal audio que una mala imagen, que si las dos cosas van de la mano pues mejor, pero muchísima gente le da mucha importancia a tener una imagen de réflex perfecta y se olvida de que las réflex graban un audio de mierda. Si, lo sé, soy una maniática…

Pero no puedo entender que el audio de una camarita compacta de 100€ le de mil patadas al sonido de una réflex que se supone que se puede utilizar para hacer trabajos más serios. Claro que… los trabajos serios graban el audio independiente y luego lo sincronizan así que ¿para qué ponerle a la réflex un micro medio aceptable? (al menos uno que no haga que parezca que te has encerrado en unos lavabos).

Y esta ha sido la chorrada del día que poco a nada tiene que ver con el contenido del vídeo. Nos vemos durante la semana, a ver si consigo ponerme al día con los retos del año que creo que voy en todos con retraso…

Los libros de enero

Este mes ha sido un buen mes, ya lo he ido contando por aquí, casi todo lo que he leído me ha gustado.

Al actualizar lo de lo libros de enero me he dado cuenta de que esta semana voy con retraso en el reto de películas… así que voy a hacer lo mismo que en el reto de libros, las voy a ir poniendo hasta llegar a las 52 porque la verdad que esta semana no tuve ganas de ver nada y tampoco pude aprovechar el miércoles del espectador a precio especial porque no había nada que me llamase la atención. Creo que esta semana si estrenan una peli que quiero ver así que supongo que iré el próximo miércoles.

Y ahora que casi me he desenganchado de la serie a la que me he enganchado (básicamente porque me he puesto al día y ahora solo puedo ver un capítulo a la semana) a ver si avanzo un poco más en el reto de 50 libros anuales ¡porque este año lo voy a conseguir!

A %d blogueros les gusta esto: