El fuego en el que ardo

Autor: Mike Lightwood

Nº de páginas: 384

Editorial: Plataforma

Sinopsis:

Ser gay puede complicarte mucho la vida. ¿Todas esas películas y series que te cuentan lo maravilloso que es ser gay? ¿Estar rodeado de compañeros modernos en el instituto que te quieren como eres? ¿Padres que te apoyan incondicionalmente? Todo mentira. La realidad no es esa. Al menos, no la del protagonista de esta h istoria, que vive un auténtico infierno por culpa de aquellos que no lo aceptan como es. Pero, cuando las cosas se complican de verdad, conoce a un chico de ciudad con una visión del mundo completamente distinta. Con su ayuda, deberá escoger entre dejarse consumir por las llamas de quienes lo odian o renacer de sus propias cenizas. ¿Quieres saber cómo empezó todo? Este es el Twitter del protagonista: https://twitter.com/LostBoy_99 Y aquí podrás encontrar material adicional: http://elfuegoenelqueardo.blogspot.co… «Esta novela es como un fuego que arde dentro de todos nosotros y lucha por extenderse. Una historia atrevida, diferente, personal y directa al corazón.» Sebastián G. Mouret, de El coleccionista de mundos «¿A quién no le ha quemado su propio fuego alguna vez? Mike Lightwood ha creado una novela que atrapa, que estremece, una historia que desprende valentía, una novela sin prejuicios… Como dijo Kafka, “un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros”, y Mike lo ha conseguido con El fuego en el que ardo.»

Amazon

Me ha costado mucho ponerme a escribir algo sobre este libro porque he intentado por todos los medios encontrarle algo positivo y no se lo encuentro… es muy fácil sentarse a escribir todo lo malo que tiene pero muy difícil decir algo bueno de él.

Hablé de él en el vídeo de los libros de enero, que, si no lo visteis, habréis visto por aquí que no fue un mes para tirar cohetes en cuanto a lecturas. Os dejo el vídeo otra vez aquí, quizá mientras lo estáis viendo se me ocurre algo bueno que comentar con respecto al libro.

Supongo que es un libro que debe tener su público, porque todos los libros tienen su público, pero ese público no soy yo.

Como dije en el vídeo creo que ridiculiza dos cosas que son problemas muy importantes ahora mismo en la sociedad en la que vivimos: El acoso escolar y la violencia machista.

Es un libro lleno de tópicos, que utiliza esas dos cosas como excusa para contar una historia de amor pastelosa entre dos chicos. Si, son dos chicos, pero podría haber sido entre chico y chica y tendríamos un libro de Nicholas Sparks, no hay diferencia. Es un libro en el que el amor salva al protagonista, porque todos sabemos que si hay algo que nos salvará en esta vida es el amor, no hay ninguna otra cosa y nosotros mismos no podemos hacerlo solos. Ese es el mensaje que transmite al final… que necesitamos a otro que nos salve de todo lo que nos pasa, genial para la franja de edad a la que está dirigido, vamos a seguir metiendo la idea del amor romántico en las cabezas de los adolescentes.

No es transgresor y dudo mucho que haga algo por normalizar la situación que tienen los homosexuales en la sociedad en la que vivimos porque si acaso hace lo contrario. Hay una escena en los vestuarios de un gimnasio y el posterior encierro en el cuarto de baño para desfogarse que, si yo fuese gay, me hubiera hecho enfadar todavía más de lo que ya lo hizo. Es un “Soy gay, digo que quiero normalizar, pero escribo una escena en un vestuario que perfectamente podría haber escrito un homófobo”, a mí no me ha parecido otra cosa.

El tema de las autolesiones es otra de las cosas que este libro se toma a la ligera, que lo utiliza para crear drama barato y en realidad consigue, de nuevo, lo contrario a lo que supongo que pretendía. Porque parece que al protagonista le gusta cortarse, que disfruta viendo sangre por todas partes y escribiendo tonterías en las paredes de la bañera (con su propia sangre, que es muy dramático todo). Total… ya ha ridiculizado el bulling, la violencia machista ¿qué más da otro problema serio? Si lo que importa es que parezca que sabe escribir porque pone muchos adjetivos delante de los sustantivos.

Terrible, realmente terrible…

Y ¿pensáis que todo ese bulling y esa violencia tienen consecuencias? Por supuesto que no, no hay consecuencias, nadie denuncia a nadie, les basta con huir y tirar tierra encima de lo que les ha pasado ¡y a otra cosa! ¿Para qué vas a denunciar? Te llevan haciendo bulling tres días y ya estás pensando en cortarte las venas porque sufres mucho, pero denunciar no, que te dan mucho miedo y como ya tienes a tu príncipe azul salvador eso ya no es necesario.

Una última cosa que tiene son las referencias. Ya os he dicho alguna vez que odio cuando un libro cita a otro libro por el morro. Aparece el libro famoso de turno (normalmente un clásico, como no), sin venir a cuento y sin que tenga ningún tipo de relevancia en la historia… solo para que sepamos que el autor lee mucho y esas cosas le calan dentro. Pues este libro está totalmente lleno de referencias, pero no a los clásicos… ¡a John Green! y con lo poquito que me gusta John Green encontrármelo entre sus páginas fue ya el remate.
Pero no solo John Green, cada capítulo empieza con la letra de una canción o algo similar, aunque creo que desconecté en el tercer capítulo y dejé de leerlas porque no aportaban absolutamente nada al capítulo en cuestión.
El protagonista se obsesiona con Las ventajas de ser un marginado que, si me seguís desde hace mucho, también sabréis que no es de mis libros favoritos precisamente. Mete a lady gaga, mancilla Harry Potter y, por supuesto, habla de youtube. Porque si metes un popurrí de diferentes cosas populares entre los adolescentes del momento vas a tener tu público, eso seguro… ¿se acordarán de tu historia dentro de cinco años? Lo dudo.

Así que como me gustó tan poco lo dejé libre y es lo que voy a hacer a partir de ahora con los libros que no me gusten. De momento no he sabido nada de él, pero igual dentro de cuatro meses lo vuelen a dejar libre y en algún momento da señales de vida.

Ha empezado #dejalolibre

Una foto publicada por Isa (@isart) el

Y esa ha sido mi experiencia con El fuego en el que ardo, si llego a saber que era así no hubiera pedido que me lo enviaran porque al menos lo hubiera recibido alguien que quizá lo hubiera disfrutado. Aunque espero que al haberlo dejado libre acabe en manos de alguien que si lo valore tarde o temprano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: