Jardín de invierno

Autor: Kristin Hannah

Nº de páginas: 464

Editorial: Debolsillo

Sinopsis:

Una gran historia de amor ambientada en la Segunda Guerra Mundial de Kristin Hannah, la autora de El Ruiseñor.

Una ciudad sitiada. Una madre. Dos hijas. Y un secreto que cambiará sus vidas para siempre.

URSS, 1941. Leningrado es una ciudad sitiada, aislada de toda posibilidad de ayuda por la guerra y la nieve que entierra los edificios con su blancura. Pero en Leningrado también hay mujeres sumidas en la desesperación, capaces de cualquier cosa para salvar a sus hijos y a sí mismas de un final trágico.

Estados Unidos, 2000. La pérdida y los años han causado estragos en Anya Whitson. Finalmente ha conseguido contactar con sus hijas, Nina y Meredith. Y con una voz vacilante e insegura, empieza a entretejer la historia de una bella y joven rusa que vivió en Leningrado hace mucho tiempo...

En una cruzada en busca de la verdad oculta tras la historia, las dos hermanas se enfrentarán a un secreto que hará tambalear los cimientos de su familia y cambiará para siempre la imagen de quiénes creían ser.

Amazon

Hace poco os dejé la reseña de El ruiseñor, de la misma autora y Jardín de invierno no se queda atrás. Es también un libro de mujeres en situaciones límite dentro de periodos de guerra.

En este caso la protagonista es Anya, una señora que en el presente tiene más de 80 años y que no es capaz de comunicarse con sus hijas, de alrededor de 40. La novela empieza en los años 70 y en un incidente que tuvieron durante la infancia al tratar de representar una historia de hadas que su madre les contaban de pequeñas. Para ellas esos momentos eran muy especiales porque sentían que era el único momento en el que podían establecer algún tipo de vínculo con ella. Pero a partir del intento de representación la comunicación entre madre e hijas se cortó por completo.

Ya en el presente (en realidad el año 2000) vemos como es la vida de las dos hermanas, Meredith y Nina, la primera es la mayor y se quedó en casa cuidando del negocio familiar, una plantación de manzanos y la pequeña vive de un país a otro, de conflicto en conflicto, como fotoperiodista de guerra.

Todo cambia cuando a su padre le da un infarto y deben estar a su lado, él les pide que cuiden de su madre y Nina le hace la promesa de que conseguirá que les cuente el famoso cuento de hadas hasta el final.

Y ahí es donde empieza todo, tras bastantes capítulos en los que no tienes muy claro por donde va el libro aunque si imaginas que el cuento de hadas tiene que ver con el pasado de Anya, las cosas se empiezan a aclarar y a volverse más oscuras. Porque el cuento de hadas es en realidad la forma que tiene Anya de lidiar con lo que ocurrió en su pasado, empezando por el Gran Terror vivido en Rusia cuando Stalin sacaba a gente de sus casas y nunca más volvían a verlos, alrededor de los años 30, hasta la lucha por la supervivencia en la segunda guerra mundial, el hambre y los sacrificios que tenían que hacer las mujeres para tratar de sacar adelante a sus hijos o a su familia.

Es ahí cuando Meredith y Nina empiezan a entender muchas de las cosas que no entendían de su madre, cuando ella empieza a abrirse a sus hijas y a cambiar después de más de 50 años y es precioso.

Os dejo la reseña que hice del libro en el canal.

Si lo habéis leído no dudéis en dejar vuestras impresiones en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: