The power

Autor: Naomi Alderman

Nº de páginas: 353

Editorial: Roca Editorial

Sinopsis:

Una niña en la América profunda escapa de un padre maltratador.

Un chico en Nigeria filma a una mujer que está siendo atacada en un supermercado.

La hija de un criminal del este de Londres ve cómo su madre es asesinada.

Una senadora en Nueva Inglaterra se esfuerza por proteger a su hija.

Cuatro personajes que sufren las tensiones construidas a través de siglos de desequilibrio y amenaza están dispuestos a llegar lejos en su determinación por establecer un nuevo orden mundial.

Cuatro chicas que descubren que poseen un poder: el de la electricidad. Con un simple movimiento de sus manos, pueden infligir un dolor agonizante e incluso la muerte.

Un nuevo poder, extraordinario y devastador, ha llegado y cambiará el mundo para siempre.

Amazon

No sé si estoy preparada para decir algo sobre este libro tan pronto. Lo acabé hace dos días y todavía lo estoy asimilando. Pero hay en marcha algo relacionado con este libro en el canal y me parecía oportuno hacer ya la reseña, os hablaré de él en un vídeo cuando empiece a asimilarlo.

La autora, Naomi Alderman, ha sido amadrinada por Margaret Atwood, escritora de El cuento de la criada, un libro de los 70/80 del que se ha estrenado una serie recientemente de la mano de HBO (que, si no habéis visto, es muy recomendable). Así que era lógico pensar que la temática de The Power y la de El cuento de la criada sería similar. Y es un si, pero no. Porque lo que asusta de El cuento de la criada es la posibilidad de que lo que cuenta pueda llegar a ser real, no estamos o hemos estado tan alejados en diferentes épocas de la historia y lugares del mundo, no es tan raro. Lo que asusta en The Power es otra cosa.

La historia parte del descubrimiento de un poder en mano de las mujeres, despierta en las más jóvenes pero pueden enseñar a utilizarlo al resto de mujeres. Es algo que nace con nosotras y que una vez despierta ya no tiene vuelta atrás, algo que espera latente a que sea su momento para despertar. Y ese poder es electricidad, una electricidad mortífera que pueden controlar a su antojo y que no está, ni estará, en manos de los hombres.

¿Y que es lo que asusta de The Power? No es la posibilidad de que algo así pueda pasar en realidad (aunque oye, nunca se sabe), es como invierte el papel de hombres y mujeres en la sociedad en la que se desarrolla la historia, y como hace evidente la forma en la que somos tratadas las mujeres en la nuestra.

Porque conforme vas avanzando, conforme las mujeres van desarrollando ese poder y la forma de utilizarlo, se van sucediendo escenas más y más crueles. Algunas que realmente molestan y te hacen querer dejar de seguir leyendo, y en todos esos momentos tan incómodos pensaba: ¿me sentiría igual de incómoda si la escena se estuviera desarrollando al revés? ¿no he leído esto mismo con los papeles invertidos cientos de veces y me ha pasado inadvertido o lo he visto como algo sobre lo que estoy acostumbrada a leer? Es decir, estamos acostumbradas a que las indefensas seamos nosotras, las que son abusadas, mutiladas, etc y aquí vemos justamente lo contrario, porque son ellos los indefensos, son ellos los que no tienen ese arma con la que atacar, se convierten de pronto en el sexo débil, eso de lo que se nos lleva acusando a nosotras desde siempre.

Y leer esas escenas te hace plantearte cosas, porque las hemos leído mil veces al revés y estoy segura de que no le provocan a nadie la mitad de incomodidad que algunas de las escenas que se pueden leer en este libro.

Luego yo no podía evitar ver la equivalencia entre esa electricidad y el feminismo, no porque crea que la autora quiere transmitir el mensaje de que el feminismo es una fuerza mortal que nos servirá para aniquilar a los hombres, no. Sino porque es algo que pasa de una mujer a otra, porque las cambia, porque las hace sentirse invencibles y porque una vez despierta ya no es posible la vuelta atrás. Hay una cita que me gustó especialmente de los presentadores de televisión que, la voy a poner aquí, porque si esto no es feminismo no sé lo que es, es Tom el que habla sobre su compañera Kristen.

Dios, ¿de qué va todo esto? Joder, Kristen, los dos sabemos que tú también tienes esa mierda y te ha cambiado, te ha vuelto dura; ya ni siquiera eres una mujer de verdad. Hace cuatro años, Kristen, sabías lo que eras y lo que tenías que ofrecer, ¿y qué mierda eres ahora?

Si expresáis abiertamente vuestras opiniones sobre lo que significa ser mujer en nuestra sociedad seguro que os habéis cruzado con más de un Tom en vuestro camino ¿o no?

Y creo que también es una llamada de atención sobre esas mujeres que están mucho más oprimidas, esas que siguen sin poder salir solas a la calle, vestir como quieran o reunirse en la vía pública. Sobre como eso es una bomba de relojería que podría estallar en cualquier momento, porque un día pueden darse cuenta de que realmente tienen en sus manos el poder de cambiar las cosas.

Para mí es un libro muy recomendable y que hay que leer con la mente muy abierta, es de esos libros que tanto me gustan que te ponen contra la espada y la pared pero de una forma mucho más bestia a lo que estaba acostumbrada hasta ahora. Porque si no lo lees con mente abierta es probable que lo acabes tachando de hembrista feminazi (solo si no tenemos en cuenta que eso no existe, claro), y para mí es todo lo opuesto a eso.

Si os interesa no dejéis de ver la ficha del libro en la página de la editorial, para mí va a ser uno de los libros del año, estoy segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: