Tiempo de albaricoques

Autor: Beate Teresa Hanika

Nº de páginas: 297

Editorial: SUMA

Sinopsis:

Elisabetta ha vivido siempre en el hogar de su niñez y desde entonces todos los veranos prepara mermelada con los albaricoques del árbol de su jardín. Conserva un tarro de cada año, igual que conserva vivos los recuerdos de su primer amor, de su pequeña tortuga y del día en que todo cambió cuando sus padres y hermanas fueron deportados por las SS.

Cuando la joven y reservada bailarina Pola llega para vivir en la habitación que alquila la anciana, ambas mujeres descubrirán juntas que solo resolviendo los conflictos que las atormentan podrán por fin hacer las paces con el pasado.

Amazon

Me enamoré de este libro por la portada y porque parte de su historia estaba centrada en la segunda guerra mundial y parte en el presente ¿a quién recuerda eso? Si, seguramente lo habéis adivinado, a Kate Morton, así que lo tenía que leer, porque ya tenemos mono de libro nuevo de Kate Morton.

Es un libro muy cortito, de apenas 300 páginas, que además se lee muy rápido (porque pocas páginas no siempre es garantía de que vaya a leerse rápido), de esos que puedes empezar y terminar en la misma tarde si tienes tiempo para leer. Si no tienes tiempo, como me pasa a mí, lo puedes terminar en un par de noches y sin necesidad de quedarte toda la noche sin dormir.

La autora había escrito novela juvenil antes de este libro, que es su primera novela para adultos, pero en la forma de escribir, en el ritmo… para mí se acerca mucho más a una novela juvenil que a una novela adulta, aunque nos ahorramos la historia de amor adolescente, eso si. Supongo que por eso se lee tan, tan rápido, porque está escrita de manera muy sencilla y muy directa, como las novelas juveniles.

Cuenta dos historias que, pese a estar situadas en tiempos diferentes, siguen teniendo puntos en común y no solo la obvia relación que tienen dos de las protagonistas de la historia. Una de las historias en la segunda guerra mundial, donde todos sabemos como eran tratados los judíos. La otra, en el presente, deja claro que sigue existiendo racismo y es por donde se relacionan ambas historias.

Eso si, el libro deja bastante parte a la imaginación y parece que no profundiza en nada, otro punto en común con la literatura juvenil. Creo que podría haber sacado mucho más jugo a ambas historias y especialmente a la historia del presente, donde aparecen personajes que tienes que imaginar lo que son y que representan en la historia. Y, aunque imaginarlo sea fácil, a mí me da la sensación de que hay una parte de la historia que se queda sin terminar y no sé si es por falta de habilidad de la escritora o porque de verdad quería que todo quedase para nuestra imaginación.

Para mí es un libro perfecto para leer entre otros libros mucho más densos y que se hacen más cuesta arriba. Es sencillo, se leer rápidamente y no te hace pensar demasiado. Además no peca de exceso de drama y eso se agradece, porque es muy fácil caer en el dramón intensito de tumblr como Lágrimas en el mar y eso con este libro no pasa. Así que agradezco el soplo de aire fresco después de la cantidad de bodrios que he estado leyendo últimamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: