Todos mienten

Autor: Mindy Mejia

Nº de páginas: 520

Editorial: Planeta

Sinopsis:

Todos creían conocer a Hattie Hoffman. Cuando fue asesinada, descubrieron lo equivocados que estaban.

Hattie Hoffman está en el último año de instituto y tiene un futuro prometedor por delante como actriz. Cuando aparece brutalmente asesinada tras el estreno de la obra de teatro de la que era protagonista, la tragedia golpea a quemarropa la pequeña ciudad en la que vive. Del Goodman, el sheriff local, muy amigo del padre de Hattie, promete dar con el asesino, pero la investigación acaba desvelando más secretos que respuestas: Hattie también era una gran actriz fuera del escenario.

Contada a partir de tres puntos de vista diferentes, la del sheriff, la del profesor de instituto de la joven y la de la propia Hattie, esta trepidante novela narra la historia de Hattie y de todo aquello que sucedió en su último año de instituto.

Absorbente y totalmente adictiva, ésta es una novela ejecutada sobre arenas movedizas; una trama en la que la manipulación, la identidad y la delgada línea que separa inocencia y culpabilidad se dan la mano para dejar al lector sin aliento hasta el final.

Ten cuidado, Hattie Hoffman puede ser todo lo que tú quieras que sea.

Amazon

Dije de este libro antes de leerlo que me recordaba a “Por 13 razones” (la serie, no el libro, el libro no lo he leído) y no podía estar más equivocada. La portada a mí me lleva a la portada de la serie que eligieron en netflix, el resumen hablaba de una chica muerta en su último año de instituto, de que ella era un tanto retorcida y manipulaba a la gente a su antojo… en fin, cosas que a mí me recordaban a la serie.

Pero al final es un libro de asesinatos más bien normalito y terriblemente predecible. Es entretenido, eso es cierto y, como casi todos los libros de asesinatos, se lee muy rápido, pero no lo incluiría en la lista de mejores libros de asesinatos que he leído en la vida.

Su protagonista me pareció insoportable. La quiere pintar como una chica sofisticada, que sabe lo que quiere y que lo tiene todo bajo control, pero nada más lejos de la realidad. Mientras más dice la autora lo excepcional de esta cría y que tiene a todo el mundo comiendo de su mano, más niñata me parecía a mí. Un personaje principal demasiado patético con unas motivaciones demasiado básicas en la vida. La típica adolescente pedante que lee clásicos y que piensa que está por encima de todo el mundo que tanto le gusta escribir a los adultos…

Luego su profesor, un personaje también bastante predecible y que no te sorprendía de ninguna manera. Enfadado con el mundo porque había tenido que irse a vivir al culo del mundo con su mujer para cuidar a la madre de ésta. La adolescente la escribían como una adolescente pedante y supuestamente muy madura para su edad y este era todo lo contrario. Todo el rato quejándose por haber renunciado a su vida perfecta, echando la culpa de todo a su mujer y encaprichándose de una adolescente porque ella si sabía lo que le convenía en la vida (es que ella es muy guay, muy adulta y todo el mundo come de su mano).

El único que se salvaba un poquito era el policía, pero el asesinato que tenía entre manos era tan simple y estaba tan claro desde el principio lo que había pasado que cuesta creer que le costase 520 páginas resolver el misterio, que además se resuelve por pura casualidad.

En fin, eso, que es un libro de asesinatos bastante normalito, que no da mucho de si y que te puede hacer pasar una tarde entretenida o puedes enfadarte con él porque a veces parece que te toma por tonto… porque todos sus misterios y sus giros se ven venir de lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: