Category Archives: It’s my life

Ser mujer en las redes sociales

Hoy vuelvo con una de esas entradas que tiene potencial para convertirse en un vídeo pero que no voy a poder grabar hasta dentro de un par de semanas y que necesito dejar, al menos, por escrito.

Porque a veces cansa ser una mujer en un mundo de hombres, oh, que exagerada, diréis, porque eso de que exageramos es la respuesta inmediata a cualquier queja que hagamos sobre cualquier tema en el que nos hayamos sentido discriminadas. La exageración es la forma de desprestigiar a las mujeres y de quitar importancia a nuestros problemas. Echad la vista atrás chicas, pensad en la cantidad de veces que os han dicho que exageráis en cualquier tema y en como eso os ha hecho sentir.

Pues bien, hoy vengo a exagerar sobre las redes sociales, que ya sabemos que a las mujeres nos gusta mucho eso de exagerar (y hacernos las víctimas, me lo han recordado en los comentarios ¿¿cómo he podido olvidarme de lo mucho que nos hacemos las víctimas??).

Tengo en el canal unos cuantos vídeos sobre temas que a mí, como mujer, me afectan, no solo me afectan personalmente sino que son algo que creo que nos afecta a todas (otra cosa es que estemos o no estemos preparadas para verlo, pero os aseguro que cuando lo ves no puedes dejar de verlo).

Uno de esos vídeos es este sobre mansplaining, un vídeo en el que hablo sobre la cantidad de veces que, por el simple hecho de ser mujer, hay hombres (repito, hay hombres… aunque me parece absurdo tener que estar recalcando a todas horas el “no todos los hombres” y un insulto a la inteligencia) que asumen que sabes menos de ellos de cualquier tema ¿Qué eres astrofísico? qué importa… seguro que te encuentras a algún hombre dispuesto a explicarte la teoría de la relatividad.

Bien, pues ese vídeo se ha llenado en la última semana de una tropa de machotes ofendidos, que lo entiendo, a algunos les cuesta ver que si las mujeres damos un paso hacia delante eso no significa que todos los hombres tengan que dar un paso hacia atrás, pero evidentemente este tipo de hombre se siente atacado en su posición de superioridad frente a nosotras.

Así que los comentarios se han llenado de insultos, de intentos de desprestigio (no te lo vayas a tomar mal, que te lo estoy explicando correctamente, también te estoy diciendo que exageras y que el feminismo se os va de las manos, pero eso es otro tema…) y de una buena cantidad de negativos en el último mes. Lo asumo, sé que es un vídeo que va a atraer a ese tipo de comentaristas enfurecidos, aunque tampoco entiendo que su primer impulso sea insultar, pero se les bloquea y punto.

Lo que ya no me gusta tanto es que esto es algo que nos pasa a nosotras y no a ellos. Este mes hice un trabajo sobre machismo para una asignatura y no sabéis la cantidad de vídeos insultando a mujeres que hay en youtube. Insultando, directamente, en algunos de ellos incluso dicen que nos merecemos que nos den una paliza, literalmente. En otros se nos trata de manera condescendiente, como si tuviéramos tres años, para decir, de nuevo, que exageramos con esto del feminismo y que las feministas son unas gordas y feas resentidas que no han encontrado novio y que se ven forzadas a ser lesbianas, también literalmente…

¿Sabéis la cantidad de negativos que tienen esos vídeos en comparación con el número de positivos? Apenas el 1%, de 1500 likes había 10 o 15 dislikes ¿sabéis la cantidad de comentarios que encontré en esos vídeos diciendo a esos orangutanes que volvieran a la cueva? Ninguno… evidentemente no leí todos los comentarios porque me estaba poniendo enferma, porque en sus comentarios se nos seguía insultando y se nos decían cosas aún peores que las que decían algunos de los “creadores de contenido”. Como que las mujeres solo servimos para el sexo y para mantener la casa limpia, todo esto, por supuesto, dicho de la forma más insultante posible.

En mi vídeo ahora mismo hay 255 likes y 55 dislikes, más del 20% de la puntuación total del vídeo es negativa. Pero dadle tiempo… que con tiempo los negativos superarán a los positivos, sino mirad este vídeo con el que también me tropecé.

El día que lo encontré tenía 405 likes en contra de 410 dislikes. Lo compartí por twitter para que intentásemos dar la vuelta a esa situación totalmente injusta y, por un momento, lo conseguimos, pero veo que hoy el marcador se ha dado la vuelta de nuevo hay 446 frente a 450. ¿Podéis ver el vídeo y decirme por qué esta chica merece tanto odio? No os invito a leer los comentarios porque los ha tenido que cerrar y la entiendo, porque tarde o temprano me voy a ver obligada a hacer lo mismo con el mío, si no lo he hecho ya es porque hay aportaciones interesantes en ellos y todas quedarán ocultas, pero levantarte cada mañana con un “eres una gorda, mereces morir” empieza a no ser agradable.

Y ya ni siquiera hay que irse a casos tan extremos en los que las mujeres hablamos de como nos trata estas sociedad machista en la que vivimos (nótese la ironía en eso de extremos), basta con pasar por cualquier canal de cualquier mujer y ver que siempre nuestra cantidad de negativos es mayor, que siempre puedes encontrar comentarios acosadores o insultantes por parte de hombres y, si no los encuentras, es porque la dueña del canal los borra (como es mi caso, aunque, a menos que el comentario sea ya insultante en exceso, lo suelo colgar por twitter).

¿Alguna vez os habéis entretenido en mirar los comentarios de Yuya? Una mujer con millones de suscriptores que, lógicamente, no puede controlar los comentarios que llegan a su canal y no puede borrar a todos esos que se dedican a decirle lo que le harían si la tuvieran acorralada en un callejón oscuro. Es puro y duro acoso lo de sus comentarios. Pero lo de los suyos y los de cualquier canal de una chica, solo hay que ser un poquito observador.

Coged dos canales con aproximadamente el mismo número de suscriptores y empezad a comparar cifras ¿qué canal recibe más dislikes? Siempre el de la mujer ¿qué canal recibe más comentarios de odio? Siempre el de la mujer ¿qué canal recibe más comentarios de acoso? Siempre el de la mujer. Y además los recibimos muy pronto, no hace falta tener un millón de suscriptores para que venga un baboso a tu canal a decirte lo guapa que eres y que le gustaría tener más contacto contigo, no hace falta. O para que traten de contactar contigo de cualquier forma posible: twitter, facebook, instagram, e-mail con la misma mierda. ¿Qué esperan? ¿Esperan de verdad que les digas “oh, si, toma mi teléfono, vamos a casarnos”? No, les basta con saber que te están incomodando, ese es siempre su objetivo último, porque eso les hace seguir en su posición de superioridad.

Pero algún motivo tiene que haber para que los rechaces, porque ¿cómo te atreves tú a rechazar su acoso si ni siquiera eres guapa y en realidad te están haciendo un favor? Eres una zorra desagradecida a la que nadie va a querer nunca, esas son siempre sus conclusiones. En su mundo no asimilan que eso es acoso, en su mundo acosar a alguien por internet, por la calle, cuando vas a comprar el pan… eso no existe, somos nosotras que, una vez más, exageramos ¡porque queremos que nos traten como personas!

Y todo esto de que las mujeres recibimos más odio en las redes sociales es algo que se ve y no hace falta ser una lumbrera para verlo, pero hace poco el periódico “The guardian” hizo un estudio sobre la calidad de los comentarios recibidos por sus periodistas en los últimos diez años y concluyó en lo que digo yo en esta entrada, que de los 10 periodistas que más odio recibían en sus artículos 8 eran mujeres y 2 negros (uno de ellos, además, gay). No hace falta hacer un estudio para ver eso, pero que lo hayan hecho creo que ya dice muchas cosas. Además los 10 periodistas que recibían menos comentarios de odio eran todos blancos y heterosexuales.

Y por supuesto no faltará el que diga que si reciben comentarios de odio será porque su trabajo no es tan bueno, porque no hay más ciego que el que no quiere ver, porque es mucho más fácil desprestigiar a una mujer que abrir los ojos a una realidad que, dentro de nuestra cueva, no nos va a gustar.

Yo recuerdo especialmente el caso de Sara Carbonero durante no sé si fue una eurocopa o el último mundial. Twitter se llenó con el hashtag “gracias sara” donde ridiculizaban todas y cada una de sus intervenciones, porque es periodista deportiva y además es guapa. La chica guapa tonta que está ahí solo por atraer público masculino y que no sabe lo que está diciendo. Importaba poco lo que dijera Sara, importaba muy poco que sus compañeros hombres estuvieran diciendo lo mismo, lo que importaba es que ella era mujer y había que ridiculizarla.

Hace apenas unos días leí en twitter que a las mujeres se nos exige la excelencia cuando el mundo (laboral) está lleno de hombres mediocres. Yo voy un poco más allá y creo que ni siquiera con la excelencia es suficiente, porque por muy buena que seas siempre habrá quien asegure que tu puesto te lo has ganado a base de rodilleras.

Además cuando te quejas de esto, de que se te exige el tripe y se te valora la mitad, o se te invisibiliza, se hace como que no se te escucha y después alguien se apropia de tus aportaciones, de nuevo estás exagerando y de nuevo no serás tan buena, no te las des de lo que no eres, que tu lugar está en la cocina.

Es que se nos va de las manos esto del feminismo…

Trabajar y estudiar a la vez

Hace tiempo que me preguntáis esto, si cuando empecé la carrera solo estudiaba o si por el contrario tenía que trabajar y estudiar a la vez. Como tengo vídeos programados para prácticamente todo el mes de febrero por no pillarme los dedos con el final de cuatrimestre os hago un adelanto por aquí y de paso retomo un poquito el blog, que con lo que me gusta y por youtube lo estoy dando de lado.

Yo siempre he estado trabajando y estudiando a la vez. Cuando terminé el instituto entré en una carrera que no me gustaba (ingeniería informática) y eso si me lo pagaron mis padres, pero cuando tomé la decisión de dejarla y de seguir otro camino fue mi decisión y por tanto mi responsabilidad. No iba a seguir exigiendo a mis padres que pagaran por todo como escuchas a veces a los adolescentes de ahora… es mi decisión y acarreo con las consecuencias. Mis padres hacían un gran esfuerzo para que yo estudiara y no podía seguir gastándome su dinero en algo que ni me gustaba, ni aprovechaba, ni tampoco iba a aprovechar.

Así que fue cuando empecé a trabajar para pagar mis estudios. Evidentemente había años con más trabajo en los que no podía matricularme de tantas asignaturas como exigía la beca, por tanto tenía (y tengo) que correr con todos los gastos de matrícula, pero del maravilloso sistema de becas que cada vez está pero ya hablaremos en otro momento.

¿Se puede estudiar y trabajar a la vez? Por supuesto, nunca entenderé a esa gente que solo quiere trabajar “de lo suyo” y mientras tanto seguir viviendo de sus papis, me parece estar metido en una burbuja de vida fácil y de vida irreal. Tampoco entenderé a los que nos quieren hacer creer que estudiar es nuestra única obligación y que si no nos centramos al 100% en ello no conseguiremos nada. Supongo que porque han vivido en esa vida fácil e irreal y piensan que todos tenemos la misma suerte.

Para pagar la universidad tuve que hacer muchas cosas, creo que casi todo el mundo habrá empezado por lo más básico que es el buzoneo, un trabajo sencillo en el que recorres un montón de kilómetros diarios (si hubiera existido Pokémon Go…) y sobre todo trabajas al aire libre. A veces funciona por campañas, otras veces puedes trabajar durante más tiempo seguido, pero siempre podías volver al buzoneo cuando lo necesitabas y además con fines de semana libres (no sé ahora si será igual).

La segunda opción eran las cadenas de comida rápida, pasé por unas cuantas durante mi primera etapa de estudiante y por desgracia tuve que volver cuando viví en Londres. Ahora aquí no es tan fácil encontrar trabajo en cadenas de comida rápida pero antes lo era, podías dejar una y entrar en la siguiente, siempre esperando que te trataran un poco mejor que la anterior. Es un trabajo en el que por lo general no te tratan bien, en el que renuncias a tu vida social porque te ocupa todos los fines de semana y, aunque en algunas cadenas estaba relativamente bien pagado, no sé si merecía la pena el sufrimiento.

Y ya mi etapa más larga fue en una empresa de limpieza en la que limpiaba comunidades de vecinos, recuerdo haber recibido bastante críticas por parte de conocidos de entonces porque me estaba “rebajando”, como si fuera un trabajo indigno… y es trabajo a fin de cuentas y me permitía hacer lo que yo quería hacer. No era algo que me ocupara demasiado tiempo en el día, eran unas cuantas horas por la mañana, me dejaba los fines de semana libres y sobre todo iba sola y sin tener que aguantar a casi nadie, que es importante. La última reforma laboral del gobierno hizo que la empresa aprovechara para quitarse de en medio a los más antiguos de la plantilla sin motivo, de no haber sido por eso hubiera acabado bellas artes y el máster sin muchos problemas. Cobraba poco, pero lo suficiente para terminar mis estudios sin tener que pedir ayuda a nadie, mi jefa era una de las peores jefas que he tenido nunca pero la veía poco, no tenía que aguantarla a diario y la mayor parte del tiempo me lo pasaba sola y sin nadie encima y no creáis que eso no es de valorar.

Por último hace unos meses, para pagar el máster de fotografía, estuve trabajando en una empresa de limpieza pero que esta vez se dedicaba a los colegios de la zona. Lo peor era el horario, porque me tenía que levantar a las 4 de la mañana para empezar a las 5 y el frío… porque la mitad de los colegios de Valencia son barracones. Y de nuevo eso de que parezca que estás haciendo un trabajo indigno y que deberías centrarte “en lo tuyo” y dejar de perder el tiempo en otras cosas.

Pero yo estoy muy orgullosa de haber conseguido lo que he conseguido por mí misma, de no haber necesitado la ayuda de mis padres para pagarme los estudios, porque no es su obligación pagármelo todo, es la mía, especialmente cuando vas dando tumbos de una carrera a otra porque nada te convence. Y seguro que mis padres también están orgullosos de que decidiera no parasitarles la vida porque a lo que tenía que dedicarme era a (no) estudiar.

Desde luego si volviera atrás seguiría el mismo camino, creo que es algo que te enseña a que te tienes que esforzar por lo que quieres, y que estudiar las 24 horas del día porque tus padres te lo pagan todo no demuestra más que te estás esforzando que tener que estudiar y trabajar a la vez. Son perspectivas diferentes y a quien se lo han dado todo hecho no puede entender la perspectiva de los que hemos tenido que trabajar mucho para conseguir lo que tenemos.

Sin duda me quedaría con el buzoneo y las empresas de limpieza, las cadenas de comida rápida donde la gente te suele tratar peor que mal no son lo mío, aunque nunca puedes decir que no volverás a beber de ese agua…

Y ya para terminar os dejo un cómic que pasaron el otro día por facebook y que creo que ilustra bastante bien esas dos realidades. Yo formo parte de la segunda y desde luego no me creo que ese sea mi lugar en el mundo.

Retos superados

Ya sabéis que cada año me apunto a tres retos y este no ha sido diferente. El reto de 52 películas, el de libros y el de páginas. Los voy recopilando todos aquí.

Este año los he superado los tres. En el caso de las pelis al final añadiré una extra porque este año tiene 53 semanas así que esta misma noche veré la última película del reto que ya tengo elegida.

52 películas ¡reto superado!

El año pasado en el reto de libros no fui tan ambiciosa porque me iba a Londres y no sabía si podría leer. Y efectivamente, no leí nada hasta que no volví… y entre julio y agosto conseguí el objetivo de 25 libros que me había marcado (También porque me apunté a aquella maratón absurda de 7 libros en 7 días).

Todavía quedan cuatro días del año y no sé si el reto de libros se quedará aquí o si terminaré el que estoy leyendo antes de fin de año. Pero bueno, si lo termino será uno más.

25 libros ¡reto superado!

También tengo que terminar las reseñas de este mes, porque empecé a trabajar y con el horario las cosas se han complicado un poquito, pero me iré poniendo al día pronto y empezaré los retos del año que viene.

En el de las páginas me marqué 7500 y no solo las he duplicado sino que he superado a las del año pasado con algún libro menos.

Esta es la captura de hoy, que si termino ese libro cambiará ligeramente pero no sé si lo terminaré.

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.36.06

La semana que viene publicaré los nuevos retos para 2016, el de pelis lo tengo claro… pero todavía me estoy pensando el de libros, que con el trabajo y el máster me parece que este años tampoco debería ser muy ambiciosa.

¿Os apuntáis a estos retos anuales? ¿Los habéis superado?

Clones

¿Nunca os ha pasado que vais por la calle y os confunden con otra persona? ¿O que un amigo os dice que os vio no sé donde y que no le hiciste caso y tú sabes que no has estado en ese sitio? Porque a mí si, no sé si tengo una cara demasiado común, si mucha gente necesita gafas o si hay clones míos circulando por el mundo.

Últimamente me dicen mucho, muchísimo, que me parezco a Yellow Mellow, incluso desde un partner me propusieron convertirme en una nueva versión de ella que atraería a patrocinadores… cosa a la que evidentemente me negué, una cosa es que tengamos cierto parecido físico y otra que me dedique a copiar lo que ella hace por pasta.

Un día llegué a conocer a uno de mis clones, yo estaba asustada porque hay una leyenda japonesa que dice que si te cruzas con tu doble es que ese día vas a morir… ¿y si moríamos las dos ese día? Pero cuando la conocí vi que no había mucho peligro porque definitivamente los que nos confundían necesitaban gafas ¡no nos parecíamos en nada! (para empezar ella pesaba 40kg, solo por ese detalle sin importancia ya no entendía como sus amigos, a los que yo no conocía de nada, me llamaban borde por no saludarles porque me estaban confundiendo con ella).

Me quedé con las ganas de conocer a mi clon del politécnico por el que varios de mis profesores llegaron a decirme que por qué no les saludaba a la hora de comer en la cafetería ¡si yo nunca me quedaba a comer en la cafetería! Hasta un amigo bastante cercano de allí me dijo que me había visto por el campus y me había estado llamando pero yo ni me giré, pues claro que no me giré ¡no era yo! Le dije que si volvía a verla la parase y le hiciese una foto o le pidiera el móvil o algo… pero nunca más se la volvió a encontrar, cada vez que se la encontraba en realidad se encontraba conmigo.

Pero si que hubo algo que me impactó un montón en una de mis clases de historia de la fotografía de hace dos años. Una de las fotos de Lewis Hine en Ellis Island, fotos que hizo entre 1904 y 1909, y 110 años después me tropecé con mi primer clon documentado de la historia…

Lewis Hine - Immigrants - Happy Hungarian mother, Ellis Island, 1905

Cuando vi a la niña del centro de la foto no pude evitar acordarme de mí misma siendo pequeña. Es cierto que no somos exactamente iguales, son solo los ojos, las cejas y la nariz, mi boca y la suya no tienen nada que ver, pero nada más pasar la diapositiva fue un ¿qué hago yo ahí? Quizá es solo el ángulo de la foto, el momento, a lo mejor esa niña en movimiento no tenía nada que ver conmigo, pero desde luego en esa foto se parece muchísimo a mí (o yo a ella, ella tendría 80 o 90 años más que yo, ni siquiera creo que llegasemos a coincidir en el tiempo).


A lo mejor esa niña fue el origen de todo, no sé de donde procede, solo que llegaban de Europa. A lo mejor sus genes corren por mi familia y por la de todos esos clones míos que circulan por aquí. Igual, si esa niña salió de Ellis Island y se estableció en Nueva York, hay un ejército de clones míos también en Estados Unidos, quizá el día que vaya a Nueva York me encuentre a alguno por la calle, lo que sería bastante curioso…

O a lo mejor, como decían los que empezaron los primeros estudios criminalistas de la historia, es cierto que hay solo un número de rasgos determinados en el mundo y los míos son los que se combinan con más frecuencia.

¿A vosotros también os confunden con otras personas o se encuentran con vuestros clones por la calle? Espero que si, porque lo mío asusta un poquito…

¿Las abejas solo pican cuando se defienden?

Estoy pasando una semana de lo más divertida… el lunes me picó una abeja por primera vez en mi vida, ya me había picado una vez una avispa siendo pequeña pero nada que ver… en dos horas se me había pasado, en cambio esto todavía lo estoy arrastrando.

Dicen que las abejas solo te pican cuando las provocas porque quieren defenderse y que cuando las ves rondando tienes que quedarte quieto ¡mentira! Ni siquiera la vi, solo noté un dolor horrible en el brazo como si me hubiese caído algo encendido. Y cuando pensaba que me estaba explotando el móvil levanté el brazo y la vi, picándome sin piedad a pesar de que no le había hecho nada de nada ¿Era una abeja suicida que quería morir y fue su forma de conseguirlo? Y por supuesto yo ni idea de lo que hay que hacer en caso de que te pique una abeja, así que quité el aguijón estirando y no desde un lateral, como debe hacerse para evitar que entre más veneno en la picadura.

Se supone que no puedes ser alérgico a la picadura de una abeja la primera vez que te pica porque tu cuerpo todavía no está sensibilizado contra la sustancia, pero aún así la reacción fue lo bastante bestia en los primeros 10 minutos como para que me fuese a urgencias. Allí siguieron el procedimiento habitual con el chute de urbason, receta de más antihistamínicos y para casa a dormir la mona. Aunque aguanté despierta hasta la noche porque sé por experiencia que el chute de urbason me puede mandar a dormir 16 horas seguidas y no era plan.

Así que los que os estáis preguntando por qué no hay vídeo hoy ha sido por esto, porque llevo tres días arrastrándome por el suelo como una oruga y no entraba en mis planes grabar en ese estado (¿recordáis cuando en Londres grababa a las 6 de la tarde llevando despierta desde las 4 de la mañana? Pues peor).

La semana que viene espero que todo vuelva a la normalidad, hoy ya termino con los días de tratamiento extra así que lo tener que luchar contra dormirme por los rincones se irá acabando poco a poco y podré recuperar mi vida normal.

Mañana tengo la presentación del curso y no tengo intenciones de dormirme encima de una mesa si puedo evitarlo.

¿Alguna vez habéis sufrido la picadura de uno de estos bichos? ¿De vosotros se estaban defendiendo o también os habéis cruzado con una con instintos suicidas?

De vuelta

Hace solo un par de días que volví a casa y ha llegado el momento de retomar la actividad por aquí, que todos estos meses he estado muy parada.

La actividad en los canales no volverá esta semana porque tengo muchas cosas que hacer tras el regreso entre reencuentros y papeleos varios, pero espero poder retomarlos la semana que viene o como mucho en dos semanas. De momento estoy poniendo a punto los blogs, con un pequeño cambio en el diseño y tratando de ponerme al día en este blog con los retos anuales.

Así que durante las próximas semanas habrá bastante actividad por aquí porque tengo que poner todo lo que no he puesto en cinco o seis meses, en cuanto me ponga al día todo volverá a la normalidad.

Estoy muy contenta de volver a estar por aquí y espero volver a coger el ritmo rápido. Muchas gracias a todos los que habéis seguido por aquí y a los que habéis ido llegando a pesar de que no actualizaba apenas nada.

Nos vemos muy pronto.

Sin novedad en el frente

O con muchas novedades, depende de como se mire…

Hace semanas que no me siento a escribir por aquí, pensaba hacerlo en un vídeo pero no hay nada que me apetezca menos que ponerme a grabar vídeos ahora y eso, si veis mis vídeos de youtube de hace cosa de un mes, dice mucho de mi estado de ánimo actual.

Vivir en Londres es una mierda, es una de las peores experiencias que he vivido nunca y no se lo recomendaría a nadie. Ojo… venirse a vivir aquí en estas condiciones, con poco presupuesto, con la obligación de aceptar el primer trabajo de mierda que se te presente porque tienes que pagar el alquiler y sin posibilidad de poder dedicarte al 100% a buscar algo que te llene. Si alguien tiene mucha pasta y se quiere venir adelante, si alguien se viene a la desesperada que sepa que lo que se va a encontrar probablemente no le va a gustar.

Pasamos de pasarlo mal en nuestro país por no tener trabajo a pasarlo mal fuera de nuestro país por tener un trabajo de mierda que no te permite tener una vida en condiciones. Porque yo me levanto cada día a las cuatro de la mañana para poder estar en el trabajo a las seis. Termino a las dos, tardo con suerte una hora en llegar, cuando no son dos y tengo apenas cuatro o cinco horas de tiempo libre antes de tener que irme a la cama porque si me voy a dormir más tarde de las nueve, como mucho, al día siguiente no hay quien se despierte cuando suena el despertador a las 4 (¿en serio eso está permitido por la ley? Porque si no está permitido cualquier día van a venir a detenerme). La semana pasada hubo días que no vi a nadie más que a mis compañeros de trabajo, porque cuando yo me voy Ximo está durmiendo y cuando él llega la que está durmiendo soy yo. Además de no tener fines de semana libres para poder distraerme quedando con amigos que los fines de semana es cuando tienen fiesta. Ni siquiera puedo hablar con mis amigos en España porque cuando ellos empiezan a conectarse a internet yo ya estoy durmiendo ¿qué clase de mierda de vida es esta?

Así que ya tengo fecha de vuelta y es bastante probable que mi canal no vuelva a actualizarse hasta que no esté de vuelta en España, porque si yo no me merezco estar aquí en estas condiciones mi canal tampoco se merece que lo actualice sin estar al 100%, no hay nada peor que llenar un canal de youtube de vídeos quejándose, bastante me quejo ya en twitter.

Seguiré por twitter y por instagram (y de rebote por facebook) pero ya está. Porque esto es una mierda y no quiero compartirlo con nadie más que conmigo misma. Aguantaré hasta el verano y volveré a casa, a hacer lo que tenía que haber hecho a partir de octubre.

Pero bueno, es mejor intentarlo y pegarse la gran ostia del siglo que preguntarse dentro de diez años que hubiera pasado si lo hubiera intentado. Sé que los tres próximos meses voy a pasarlo mal porque no quiero estar aquí, pero tampoco me puedo volver antes y solo van a ser tres meses más, estoy en la mitad del camino y luego volveré a casa a probar cosas nuevas allí.

En estas condiciones nunca más, espero que entre todos se lo hagamos pagar en las urnas a estos hijos de puta que nos están obligando a salir de nuestro país con unas condiciones de mierda a seguir pasándolo mal y encima dicen que venimos porque queremos, no porque nos estén obligando.

Yo le cambio el puesto a Rajoy encantada, que total peor que él no se puede hacer ya y en algo mejoraría yo las cosas en el país. Que él venga aquí a levantarse todos los días a las cuatro de la mañana por un sueldo de mierda mientras yo me dedico a cargarme españa por el sueldazo que cobra él. Buen cambio ¿no?

Disfrutar con los spoilers

Todos tenemos un amigo gilipollas al que le encanta reventarnos las series o los libros nada más pasar o, mucho mejor, antes de que las cosas pasen. Todos conocemos a alguien que se pondría esa camiseta de “En el sexto libro de Harry Potter muere X, te acabo de ahorrar 600 páginas y varias horas de tu vida”, no ahora, porque ya no tiene mucho sentido, sino a los pocos días de la salida del sexto en inglés. Todos conocemos a un personaje así.

Y hoy estoy muy enfadada, porque ayer era la season finale antes de vacaciones de The walking dead y yo ya sabía quien iba a morir antes de empezar a verla. Desde que anunciaron “quedan tres capítulos para el final” tuve claro que moriría alguien, porque siempre pasa y mi apuesta iba para un personaje en concreto, que ahora no os diré porque ya podríais descartar a alguien. Me parecía que tenía todas las papeletas para morir, igual que las tuvo quien murió en el intermedio de la temporada anterior.

Pero hace unos días alguien, ese amigo gilipollas que todos tenemos, me dijo “X actor no ha renovado para la siguiente parte de la temporada y no se le ha visto en el rodaje” ¿qué significa eso en una serie como esta? Que ese personaje va a morir sin ningún tipo de duda, aquí cuando un actor no renueva contrato no es porque lo manden de misiones a la India, es porque se lo van a cargar.

Si yo ahora navegando por ahí me comiese el final de Breaking Bad sería mi problema, porque la serie hace más de un año que terminó y he tenido tiempo de sobra para verla, si no lo he hecho es porque no he querido o porque no me interesaba lo suficiente. Pero que alguien venga a contarte el final de algo que todavía no ha pasado o que acaba de pasar es cuestión de mala leche, no hay más.

No entiendo la diversión que encuentran algunas personas en esto, de verdad que no. Así que aunque he visto el capítulo con esperanzas de que se lo hubiera inventado solo por hacerse el gracioso (oh, si, que divertido todo) ha llegado un momento en el que lo he visto claro y me han dado ganas de quitar el capítulo porque total ¿para qué?

Siempre que llega uno de estos días me mantengo alejada de las redes sociales hasta que he visto el capítulo en cuestión o leído el libro o lo que sea. Si estoy en twitter he desarrollado habilidades para esquivar los twits con spoilers, porque no quiero saber que es lo que va a pasar hasta que no lo veo por mí misma. Pero cuando alguien te lo envía directamente ya poco puedes hacer, aparte de desearle que le revienten todas y cada una de las series y películas que vea en su vida.

Y ahora voy a ponerme al día con Breaking Bad, no sea que ahora que sabéis que no la he terminado de ver, venga algún iluminado a hacer la gracia.

Las colonias de adidas

Si alguna vez nos conocemos en persona muy probablemente huela a una de las colonias de Adidas, las llevo usando desde que salieron hace ya unos cuantos años y las tengo casi todas así que hay donde elegir. Muy pocas veces he sido fiel a una colonia en concreto, cuando era adolescente siempre usaba Hugo Woman hasta que la descatalogaron y estas las uso dependiendo de como tenga el día, porque es curioso como ciertos olores pueden traerte recuerdos y cambiarte el humor.

Supongo que todos las conocéis, pero por si acaso son estas.

Este es un pack que encontré la semana pasada, de cinco de las colonias en tamaño pequeño (mi tamaño favorito, el bote es tan mono). Como me gustan todas lo compré, porque me va a venir bien para llevar de viaje.

Todos los tamaños entran en los que puedes llevar en el avión, porque los grandes son de 70ml, pero como solo puedes llevar lo que te quepa en una bolsa transparente pequeña cuando te llevas las grandes no te cabe mucho más. Así que con este tamaño creo que me las podré llevar todas y que aún tendré sitio para la hidratante y poco más que llevo yo de líquidos o cremas (la pasta de dientes y esas cosas se compra allí). Y estas son cosas que no quiero facturar porque si se rompen en la maleta mi ropa puede estar oliendo a una mezcla de olores durante semanas…

Todavía no sé si las venden fuera, en teoría si porque es una marca internacional, pero he estado buscando y no encuentro información así que me las llevo por si acaso.

La Get Ready la tengo desde hace muy poco, en un tamaño un tanto raro de 50ml y no el de 70 habitual y me gusta mucho, mucho. Es una colonia que todavía no me trae recuerdos porque prácticamente la acabo de descubrir pero estoy segura de que voy a construir recuerdos bonitos con ella pronto. Es muy dulce, primero parece que huele a naranja pero después a mí me huele a golosinas… pero no de esa forma empalagosa que huelen algunas cosas que huelen a golosina, es fresca. Y se ha convertido rápido en una de mis favoritas.

De las otras cinco mi favorita es la rosa, la fruity rhythm, con la que me volví a reencontrar hace poco porque después de gastar mi segundo frasco no la encontraba, hasta pensaba que la habían descatalogado. Y hace poco sin buscarla vi que volvía a estar y con un nuevo diseño en las letras.

Natural Vitality también me gusta un montón, de esta ya tenía la talla mini porque compré en pack los 70 y los 30ml, pero no importa. Estas no las voy a usar hasta que no me las lleve, seguiré gastando las que tengo repetidas en casa, lógicamente.

Y Pure Lightness y Floral Dream son de las que me gusta llevar en días que van a ser tranquilos o que yo creo que lo van a ser.

Tengo dos más que creo que o están descatalogadas o solo las venden en verano: Tropical Passion y Free Emotion, la naranja y la amarilla. La naranja salió al principio (naranja, rosa, azul y verde fueron las primeras) pero la amarilla tiene menos tiempo y me sorprende que ya no se pueda encontrar. Estas las uso sobre todo en verano, pero depende de por donde me dé porque me encantan. Me ha sorprendido que ya no estén ninguna de las dos y espero que en verano vuelvan, la amarilla la compraría el verano del año pasado o así, tampoco hace tanto.

Y que hayan quitado la naranja va a hacer que me guarde para siempre lo que queda en la que tengo… aunque sigo manteniendo la esperanza de encontrarla en algún sitio cuando empiece el calor.

Hay tres más que no tengo y que compraré en algún momento. No recuerdo los nombres pero una es verde, otra amarilla y otra naranja, todas con letras de colores. Probé la naranja y la amarilla con la esperanza de que fuesen las mismas de antes y solo hubieran cambiado el envase pero no, son diferentes… son más del estilo gominola. Huelen bien, aunque creo que no duran tanto como duran las otras, porque lo que me gusta de estas colonias es que duran todo el día.

Y claro el precio, que también es importante, porque son muy baratas. No en todas partes tienen todos los tamaños pero las pequeñas sueltas (si las encontráis) rondan los 3€, el pack de las cinco me costó 12 y las de 70ml cuestan 8 más o menos. Además están los packs de la pequeña y la grande (unos 10€) y también algunos packs con gel y cosas similares que esos a mí ya no me gustan. Tampoco es que tengan el mismo precio en todas partes, depende un poco de donde la compres. A lo mejor hay sitios en los que la colonia de 70ml sola cuesta 10/12€ y en otros lo que cuesta eso es el pack de dos, que es lo más normal.

Así que son ideales para todos los días, porque hay muchísima variedad, duran un montón y están muy bien de precio ¿qué más se puede pedir?

Okeysi

Hoy os vengo a hablar de mi nuevo descubrimiento, una tienda nueva que han abierto en Bonaire que se llama Okeysi. Parece que de momento solo hay tiendas en Madrid y que somos la primera ciudad fuera de Madrid que tiene una.

La descubrí hará un mes, de pura casualidad porque no es una parte de Bonaire por la que pase demasiado a menos que vaya a Alcampo. Está justo enfrente de una de las puertas y creo que no es la puerta en la que está fotoprix sino la otra, porque la de fotoprix si que la frecuento un poco más.

Pero ese día entré por una de las puertas de alcampo y al salir por la otra el escaparate de Okeysi me llamó muchísimo la atención. Las fotos son de su facebook oficial.

10338877_445284182274679_2844013001290588537_nUn escaparate rosa, lleno de banderitas y con vestidos vaporosos y colores pasteles ¿¿qué tienda es esta?? Contando que antes estaba allí New Yorker que, para mi gusto, era un poquito vulgar… ver ese escaparate me hizo querer entrar de inmediato, hasta con la prisa que tenía en aquel momento porque ya era tarde.

Y si el escaparate era maravilloso dentro es todo doblemente maravilloso. Un montón de vestidos preciosos, chaquetas de punto de colores pastel y unas telas que te pasarías la vida tocando.

10304646_445283918941372_3203222068206280519_nLa decoración de la tienda es muy bonita, todo muy blanco y muy resplandeciente y las estanterías del estilo que yo tendría en mi casa.

Aquel día di una vuelta rápida dispuesta a volver otro día con más tiempo porque tenía una cena a la vista y nada que ponerme. La ropa es bonita y tiene buenos precios, solo faltaba que me quedase bien, que era la parte en la que pensaba que saldría llorando de la tienda…

10171264_445283755608055_8560735612088618670_nPero volví a la semana siguiente, convencida de que saldría enfadada y llorando por no encontrar tallas para mí ¡y al contrario! Si que salí llorando… pero porque me quería llevar cuatro vestidos y no solo uno. Con sus vestidos no parecía un botijo, esas telas sientan estupendamente.

Me llevé este vestido de búhos y fue una buena elección, porque cuando volví en rebajas el vestido de búhos había volado y los otros tres que quería seguían allí.

Estuve la semana pasada ya con las rebajas y los vestidos estaban entre 8 y 16€, unos precios geniales… esta semana no he ido pero estoy segura de que ya ha volado casi todo.

Me traje un nuevo vestido que ya os enseñaré y si no me traje los otros dos que quise es porque estando tan blanca soy del mismo color que los vestidos ¡aunque son preciosos! Esta semana no sé si iré a Bonaire pero como sigan estando me va a costar resistir la tentación, al menos con uno de ellos.

Además hay una cosa muy curiosa y es que no solo hay vestidos con estas telas sino también blusas y camisas. Así que si te gusta mucho un estampado, pero no te gusta llevar vestidos, puedes encontrar una blusa o una camisa con el mismo estampado y la misma caída. Las camisas me gustan también un montón, aunque yo nunca he sido mucho de camisas, pero ahora que estoy en proceso de cambio quien sabe.

10174967_445283865608044_4332208934880175865_nLo que no me he probado han sido los vaqueros, hay bastantes tallas pero yo a los pantalones les tengo terror… es la prenda de vestir que más posibilidades tiene de hacerme salir llorando de una tienda y no quiero pasar por el trance. Así que como tengo cuarenta pantalones de colores de primark creo que seguiré con ellos hasta que se rompan y tenga que volver a enfrentarme al momento de probarme pantalones en una tienda.

En resumen, que la tienda ha sido todo un descubrimiento y se ha metido de lleno en la lista de mis tiendas favoritas, espero que sigan así, con estos diseños tan preciosos y a esos precios.