Clones

¿Nunca os ha pasado que vais por la calle y os confunden con otra persona? ¿O que un amigo os dice que os vio no sé donde y que no le hiciste caso y tú sabes que no has estado en ese sitio? Porque a mí si, no sé si tengo una cara demasiado común, si mucha gente necesita gafas o si hay clones míos circulando por el mundo.

Últimamente me dicen mucho, muchísimo, que me parezco a Yellow Mellow, incluso desde un partner me propusieron convertirme en una nueva versión de ella que atraería a patrocinadores… cosa a la que evidentemente me negué, una cosa es que tengamos cierto parecido físico y otra que me dedique a copiar lo que ella hace por pasta.

Un día llegué a conocer a uno de mis clones, yo estaba asustada porque hay una leyenda japonesa que dice que si te cruzas con tu doble es que ese día vas a morir… ¿y si moríamos las dos ese día? Pero cuando la conocí vi que no había mucho peligro porque definitivamente los que nos confundían necesitaban gafas ¡no nos parecíamos en nada! (para empezar ella pesaba 40kg, solo por ese detalle sin importancia ya no entendía como sus amigos, a los que yo no conocía de nada, me llamaban borde por no saludarles porque me estaban confundiendo con ella).

Me quedé con las ganas de conocer a mi clon del politécnico por el que varios de mis profesores llegaron a decirme que por qué no les saludaba a la hora de comer en la cafetería ¡si yo nunca me quedaba a comer en la cafetería! Hasta un amigo bastante cercano de allí me dijo que me había visto por el campus y me había estado llamando pero yo ni me giré, pues claro que no me giré ¡no era yo! Le dije que si volvía a verla la parase y le hiciese una foto o le pidiera el móvil o algo… pero nunca más se la volvió a encontrar, cada vez que se la encontraba en realidad se encontraba conmigo.

Pero si que hubo algo que me impactó un montón en una de mis clases de historia de la fotografía de hace dos años. Una de las fotos de Lewis Hine en Ellis Island, fotos que hizo entre 1904 y 1909, y 110 años después me tropecé con mi primer clon documentado de la historia…

Lewis Hine - Immigrants - Happy Hungarian mother, Ellis Island, 1905

Cuando vi a la niña del centro de la foto no pude evitar acordarme de mí misma siendo pequeña. Es cierto que no somos exactamente iguales, son solo los ojos, las cejas y la nariz, mi boca y la suya no tienen nada que ver, pero nada más pasar la diapositiva fue un ¿qué hago yo ahí? Quizá es solo el ángulo de la foto, el momento, a lo mejor esa niña en movimiento no tenía nada que ver conmigo, pero desde luego en esa foto se parece muchísimo a mí (o yo a ella, ella tendría 80 o 90 años más que yo, ni siquiera creo que llegasemos a coincidir en el tiempo).


A lo mejor esa niña fue el origen de todo, no sé de donde procede, solo que llegaban de Europa. A lo mejor sus genes corren por mi familia y por la de todos esos clones míos que circulan por aquí. Igual, si esa niña salió de Ellis Island y se estableció en Nueva York, hay un ejército de clones míos también en Estados Unidos, quizá el día que vaya a Nueva York me encuentre a alguno por la calle, lo que sería bastante curioso…

O a lo mejor, como decían los que empezaron los primeros estudios criminalistas de la historia, es cierto que hay solo un número de rasgos determinados en el mundo y los míos son los que se combinan con más frecuencia.

¿A vosotros también os confunden con otras personas o se encuentran con vuestros clones por la calle? Espero que si, porque lo mío asusta un poquito…

7 thoughts on “Clones

  1. A mi me pasa justo lo contrario, en toda mi vida nadie ha encontrado un clon mio, yo tampoco. Sin embargo, sí se lo he encontrado a parte de mi familia como mi madre, hermana, amigos, pareja ect y me da muy mal rollo porque he llegado a saludar a los clones de lejos pensando que eran ellos, ya no solo por el parecido físico es que en ocasiones recuerdo que algunas de esas personas llevaban ropa parecida a la que suelen llevar mis seres queridos. Y un encuentro con el que me quedo y no se me olvida fue un clon de mi madre pero era una versión muy desmejorada de ella y eso me impactó mucho.

    1. Pues eso que comentas a mí no me ha pasado nunca. Una vez si que me encontré con un señor que se parecía mucho a mi abuelo que había muerto hacía poco, pero nada más.
      Es curioso que los clones estén en el mismo sitio en el que vives, alguien me comentó por facebook que se habían encontrado con un clon suyo en otro país y oye, eso sería un poco más coherente, pero es casualidad que haya gente parecida a ti o a gente que conoces dentro de tu entorno cercano.

  2. Este post me ha dado un poquito de miedo (soy una cagona) y al mismo tiempo me ha hecho un montón de gracia porque desde que te descubrí en YouTube (antes de irte a Londres) no he podido dejar de pensar, con todos y cada uno de los vídeos, lo mucho que te pareces a mi madre cuando era más joven. A ver si va a ser verdad que hay clones tuyos por ahí, jajaja

  3. Pues que yo recuerde nunca me ha pasado algo como eso, ¿Serás la reencarnación de esa niña? xD
    Yo he visto por allí que a esas personas se les llama por un nombre raro que, sé muy bien como se pronuncia pero no me acuerdo como se escribía porque lo vi hace unos meses… Aunque de parecerse al 100 por ciento a ti no lo sé porque no he visto ninguna foto tuya de niña, ahora me pregunto si esa niña habrá sido exactamente igual a ti de mayor o.O’

      1. Demonios, ahora me siento la persona mas estúpida del mundo xD
        Como estaba en blanco y negro y un poco borrosa me habré confudido, ahora creo que me iré a un rincón a lamentar mi estupidez xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: