Cosas que no echaré de menos de Londres

Porque no es lo mismo adorarlo desde la distancia que vivir aquí en estas condiciones… y porque vivir aquí en estas condiciones me ha hecho ver la ciudad con unos ojos muy distintos. Es cierto que sigue teniendo muchas cosas que me gustan y que echaré de menos, pero es que son cosas que también echo de menos estando aquí porque necesitas tener al menos un trabajo decente y no algo en lo que cobras el mínimo posible.

Pero bueno también me ha ayudado a ver que es lo que quiero realmente, a quitarme el Londres idealizado de la cabeza y a comprobar por mí misma que, efectivamente, no es oro todo lo que reluce. Londres está muy bien para un ratito o para los que pueden vivir desahogadamente, para mí ahora mismo no es el sitio y esto es todo lo que no voy a echar de menos de aquí.

3 thoughts on “Cosas que no echaré de menos de Londres

  1. Me gusta leer posts como éste (no porque me alegre de que la cosa no te haya salido bien, ojo, sino porque creo que muestran una realidad que mucha gente se empeña en silenciar). Parece que eso de irse a Inglaterra a trabajar es maravilloso e ideal: buenos trabajos, buenos sueldos y una vida como las que tienen en las películas de Divinity. Es lo que yo llamo el fenómeno de “la sobrina”. Porque en España tú hablas con la gente y tooooodo el mundo tiene una sobrina que está en Inglaterra y está encantada, con un trabajo estupendo (de lo suyo), un buen sueldo y una vida fantástica. Vamos, lo que te enseñaban en ‘Españoles por el mundo’. Siempre he pensado que eso es la punta del iceberg y que la realidad se parece más a lo que te ha pasado a ti. Claro, una cosa es ir a estudiar un máster o tener una familia con posibles, pero no todos somos así. Y lo de idealizar Londres me ha recordado a una de mis mejores amigas: ella siempre habla maravillas de Londres pero es lo que le digo siempre: tú estás enamorada del Londres turístico, no del Londres en el que se vive y trabaja. Siempre hago la misma comparación: las relaciones de amantes clandestinos siempre son de color de rosa, pero cuando el amante se convierte en oficial y entran en escena la rutina y el día a día, la magia desaparece. Espero que tengas suerte en tu vuelta. Ànims i molta sort.

    1. Muchas gracias por tu comentario, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices sobre “la sobrina” porque es cierto que mucha gente dice lo mismo de Londres y la realidad es muy distinta. Así que o su sobrina les engaña o ellos engañan al resto del mundo para no confesar que en realidad la pobre chica es su hija y está aquí pasándolas putas (las apariencias, ya sabes… eso que se lleva tanto en nuestro país).
      Aquí me he encontrado a mucha gente en mi misma situación y a unos pocos en una situación ligeramente mejor, pero esos pocos no vinieron ahora, vinieron hace unos años y han tenido que trabajar mucho para estar donde están. Si decidiera quedarme no sé si estaría en una mejor situación dentro de unos años, pero ya no tengo 18 o 20 años y mi tiempo vale más que el estar aquí a ver si las cosas mejoran.
      Y si, totalmente, una cosa es venir a estudiar teniendo un respaldo detrás y otra es esto. Porque además cuando vienes a estudiar te relacionas con gente con intereses comunes a los tuyos, un nivel de cultura similar, etc, etc. Entonces creo que si puedes volver a enamorarte de Londres, aunque tu relación con la ciudad sea más larga que la de pasar aquí unas vacaciones.
      Para mí Londres sigue conservando su magia, pero es una magia que no me puedo permitir XD.
      ¡Un saludo!

  2. Hola Soy de Perú, aqui gastas mas de una hora en ir en la mayoria de destino, el tráfico es tremendo…si extrañaría Londres… saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: