Fotos de medio formato

Hace unas semanas estuvimos haciendo fotos de medio formato en clase y terminé tan encantada que quise una cámara de medio formato para mí. Me lo empecé a pensar después del rollazo de escanear negativos y quitarles toda la porquería con photoshop (incluyendo unas rayas del escáner que me quedaron un poco chapuceras), pero aunque eso sea una auténtica pesadilla las fotos siguen siendo muy bonitas.

No sé si mi parte favorita son los desenfoques o los colores, por no hablar del momento de tomar la foto mirando por ese visor tan increíble que hace que al de mis réflex le tenga aún más manía si cabe.

Estas son algunas de las fotos que hice, las demás no las puedo colgar porque son retratos (ADORO los retratos con una cámara de medio formato), así que solo he puesto en flickr las tres en las que no hay personas.

Medio formato

Medio formato 2

medio formato 3

También las imprimí pero no puedo decir que fuese una buena experiencia porque en la tienda donde había estado llevando todos los trabajos desde principio de curso me hicieron una chapuza, no la reconocieron, me trataron fatal y salí de allí con un enfado monumental y sin ningunas ganas de volver.

En la tienda donde voy a imprimir los trabajos a partir de ahora salieron bonitas, con unos colores bastante similares a lo que veo en mi pantalla y sin rayas, en mate, más barato y con la posibilidad de elegir 13×18 en vez de 15×20, que pegadas en los A4 donde las tenemos que entregar las 13×18 horizontales quedan mejor.

Sigo queriendo una cámara de medio formato, incluso teniendo que clonar las 2500 motas de polvo porque me encanta como son las fotos y en este caso mucho mérito si es de la cámara, aunque reconozco que la preferiría con respaldo digital, pero eso, de momento, es inalcanzable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: