Las mujeres que odiaban a los hombres

Existe una creencia popular muy extendida de que el feminismo odia a los hombres, que las feministas queremos, en realidad, erradicar al género masculino, cortarle el pene a todos menos a los guapos, porque a los guapos los tendremos secuestrados en granjas donde les convertiremos en donantes de semen forzosos para seguir perpetuando la especie humana. Eso si, si nacen niños les meteremos en una jaula los primeros años de vida hasta que nos aseguremos que han entendido el lugar que ocupan en el mundo.

Hay una página en The power (que podéis ver mi reseña en vídeo y mi reseña en el blog) muy ilustrativa que habla precisamente de eso, la 191 para ser exactos, donde el fundador de un foro de internet se entrevista con uno de los protagonistas y le dice esto

Solo dejarán vivos a los más sanos genéticamente. Por eso Dios quería que fueran los hombres los que tuvieran el poder. Por muy mal que tratemos a una mujer… bueno, es como una esclava.

Es curioso como en un universo en el que las mujeres tienen un poder real que las pone en una posición de superioridad frente a los hombres se siguen leyendo las mismas conspiraciones estúpidas que se leen en internet hoy día ¿no os parece? En un universo donde si tienen motivos reales para tener miedo siguen alimentando el odio misógino de una forma brutal y creo que es una de mis partes favoritas del libro.

Pero volvamos a esos hombres que odian a las mujeres, ay, no perdonad, es al revés, somos nosotras las que les odiamos. ¿Y cómo demuestran que les odiamos? ¿Cómo demuestran que queremos acabar con ellos porque nos sentimos superiores? Muy fácil, insultando, porque es la prueba irrefutable de que somos nosotras las que les odiamos a ellos y sus insultos, amenazas y deseos de muerte no son para nada misóginos, lo suyo es libertad de expresión, lo suyo es impartir la justicia divina, lo suyo en mantenernos en el lugar que nos corresponde como mujeres que somos. A ver que nos vamos a creer.

Es curioso como este comentario es una respuesta a este vídeo ¿y que hace? Decir lo mismo que digo en el vídeo… porque claro, no vaya a ser que la gente piense que me lo estoy inventando. Si en el fondo lo hace porque quiere hacerme un favor y quiere demostrar que todo lo que digo allí es cierto, que no me lo he sacado de la manga. Es por eso que ha puesto toda esa basura, no porque odie a las mujeres, él nos ama y nos respeta, a la vista está. A todas menos a esas zorras feministas que deberían ponerse a trabajar pero ya ¿qué es eso de perder el tiempo reclamando nuestros derechos? A la cocina, que hay mucho que fregar.

Este también es genial, porque vas a salir más ignorante de lo que ya eras en principio, eres una mujer, a ver si te atreves a pensar que no eres una ignorante ¡todo el mundo sabe que lo somos! Y por si no es suficiente con eso nos sigue ridiculizando porque para eso estamos las mujeres, para que nos ridiculicen, nos traten como si tuviéramos cinco años y nos den palmaditas en la cabeza (ea, ea, ya pasó).

Este me encanta porque su comentario lo entregó por fascículos. Empezó demostrando empíricamente que las mujeres somos menos inteligentes porque eso les gusta mucho, el comentario es bastante posterior a este vídeo, es de hace un par de semanas como mucho, pero curiosamente sigue utilizando esos argumentos aplastantes sobre lo poco que nos ha favorecido a las mujeres la biología. Si es que claro, son tan aplastantes que es imposible refutarlos…

Aquí ya nos dejó claro que su tiempo es valioso y que nos hacía un favor viniendo a perderlo con nosotras que, como pobres mujeres, necesitamos que nos ilumine el camino con su sabiduría. También dejó claro que además de entender de biología también sabía de historia y de teoría de la evolución, si es que es todo virtudes.

Es normal que me mande a estudiar, un erudito como él al que veremos el próximo año aspirando a varios premios Nobel por sus aportes al conocimiento humano. Y claro, la que insulta soy yo, a la vista está, es que yo odio a los hombres… ¿no os habéis enterado ya?

Estoy violando sus derechos, bueno, debe ser la única que cosa que puedo violar ¿no?

Y aquí es ya cuando se le cae toda su erudición y ganas de iluminarnos el camino y se limita ¿a qué? ¿a insultar? No hombre, eso era lo que estaba haciendo yo, porque recordad, nosotras somos las que odiamos a los hombres, a todos y las que queremos acabar con ellos y montar una granja de reproducción asistida.

Argumentos lógicos y aplastantes como los de su compañero de arriba, si es que no sé como no lo vemos… no es tan difícil ¿eh chicas? Es lógica aplastante y lo nuestro son gilipolleces irracionales, como todo lo que sale de la boca de las mujeres. Porque recordad que somos nosotras las que deformamos la realidad a nuestro antojo.

Esto ya a mí se me escapa del todo. Es que como mi cerebro, por biología, está menos desarrollado, soy incapaz de captar las teorías de conspiración judeo-masónicas-homófobas-islamistas-racistas… ya sabéis, eso se deja a las mentes más privilegiadas y esas, compañeras, no son las nuestras.

Esto si lo entiendo un poco más, aquí un experto en comportamiento humano que saca todo mi perfil psicológico en base a tener los likes desactivados.

Pero oye ¿no ha confundido reafirmar con refutar? Que va, seré yo, que no lo pillo…

Ay jo, que bonito, me emociona que utilice la ironía pensando que no lo voy a pillar. Pero me ha costado ¿eh? No os creáis, que tengo ya mi cerebro subdesarrollado echando humo después de tanta sabiduría concentrada en una sola entrada. Es que me lo tengo que dosificar más, que no sé como no aprendo..

De nuevo nos deja claro que las mujeres somos niñas de 5 años y hay que tratarnos como tales ¿cómo decía el del libro ahí arriba? Que somos esclavas ¿no? Que da igual como nos traten porque total solo servimos para un par de cosas, una de ellas limpiar y hacerles la comida, la otra la dejo a vuestra imaginación.

El resumen de esto es: Si sales a la calle vestida así no te quejes si te violan.

A ver ¿no habíamos quedado en que la que insultaba era yo?

Y estos son solo unos poquitos, los más recientes, pero tengo más, muchos más.

Seguro que con esto os queda claro que las mujeres odiamos a los hombres, os queda clarísimo ¿verdad? Porque es imposible que alguno de estos personajes odie a las mujeres, solo nos quieren meter en vereda, que a ver que es eso de ir por ahí reclamando respeto, a ver que es eso de querer que nos traten como a un igual, si no somos iguales, somos inferiores y eso lo sabe todo el mundo ¿qué nos habremos creído?

Y para cerrar creo que os voy a dejar otro pequeño párrafo de The power, porque es bastante ilustrativo.

Todo hombre que no tenga una hermana, madre, esposa o hija  o además parientes que puedan registrarlo debe informar en comisaría, donde se le asignarán trabajos forzados, encadenado a otros hombres, para la protección del público. Todo hombre que viole esas leyes será sometido a la pena capital.

Pst, una pista: Invertid los papeles a ver si el párrafo os molesta tanto o lo veis tan extraño ;).

Estoy pensando que quizá debería también invertir el título de mi entrada, pero no, que va, es solo una ilusión de mi pobre cerebro subdesarrollado.

Besitos y unicornios para todos.

Related posts:

2 thoughts on “Las mujeres que odiaban a los hombres

  1. ElideVerde

    Lo más triste de todo esto es que se autorretratan con todos los comentarios que te dicen. Me parece bastante absurdo que alguien se queje de uno de tus vídeos sobre feminismo y encima caiga en los mismos tópicos y machiruladas de los machitos™

    Isa, a seguir luchando y enseñando con tus vídeos, porque sólo así pervive el feminsimo. ¡Gracias!
    un beso 🙂

    Reply
    1. Isa Post author

      Yo creo que sus neuronas biológicamente superiores no les dan para hacer dos tareas a la vez, ellos o insultan o se dan cuenta de que sus insultos justifican que sigamos haciendo este tipo de vídeos o de entradas, las dos cosas a la vez imposible (además que ya se sabe que lo nuestro es victimismo y linchamiento a la vez).
      Gracias a ti por comentar, que comentar tampoco es fácil porque muchas veces estos machotes llorones se dedican a impartir justicia divina entre los comentarios también, no sea que a todas se nos ocurra a la vez pensar por nosotras mismas, eso no… nunca.
      ¡Gracias! 😉

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *