No es tan fácil ser youtuber

¡He vuelto! No estaba planeada la semana de descanso pero fue inevitable. Todavía hoy me pego cabezazos por haber perdido los vídeos que había grabado… pero no haces copia de algo que piensas editar al día siguiente para subirlo y que ya no te tengas que preocupar.

Hasta ahora… esta semana he hecho copia de los vídeos en todos sus estados, porque no sé que le pasó al portátil y no sé si decidirá hacerlo de nuevo. Más de dos años y medio sin un solo fallo y en una semana se han acumulado todos los del mundo, espero que se le haya pasado ya la tontería.

Así que vuelvo a ir al día y espero no tener más problemas en las próximas semanas.

Yo de momento no he recibido demasiados insultos a través de youtube, alguno si… pero soy rápida bloqueando. Y la verdad es que no los entiendo. Creo que toda esa gente que se dedica a insultar a youtubers y hablo en general, no hablo por mí, debería intentarlo ¿no? Porque cuando te molesta tanto que alguien tenga un canal es por algo y probablemente sea porque les gustaría ocupar su lugar (especialmente el lugar de los que cobran).

Además esta semana hubo un programa en el que hablaron sobre youtubers pero no lo vi,  hace meses que la tele de mi habitación no funciona, así que seguí los comentarios por twitter. No he comentado nada en el vídeo porque al no verlo no sé si la idea que me hice sobre el programa a través de los comentarios de twitter fue acertada. Pero básicamente saqué la conclusión de que solo les preguntaron lo que cobraban, que pusieron cantidades astronómicas que no se correspondían con los youtubers a los que entrevistaron y que los dejaron como unos frikis.

Lo de siempre vamos… cada vez que en la tele sale alguna cosa fuera de lo común parece que es para ridiculizarla. Yo temblaba cada vez que las muñecas hacían su aparición en algún programa, porque no sé los que no conocían de nada a estas muñecas que impresión se llevaban, pero a mí siempre me parecía que nos ponían de frikis y de raros que hablan con sus muñecas cuando nadie los mira…

Yo todavía tengo problemas para reconocer ante la gente de mi entorno que tengo un canal de youtube. Lo curioso es que dentro de youtube parece lo más normal del mundo pero cuando te enfrentas al mundo exterior para la mayoría eres un friki.

No sé si es solo en este país y eso es algo de lo que me hubiera gustado hablar en el vídeo y se me olvidó. Porque en Estados Unidos hay canales muy profesionales, no es alguien que se planta delante de una cámara y él se lo guisa y él se lo come, sino que tienen montada una especie de productora, guionistas y de todo. Ellos asumen que es un trabajo como otro cualquiera y no es algo de un par de frikis que suben un vídeo a internet y se hacen millonarios.

El día que descubrí que la cocina de Laura in the kitchen era un plató que tiene montado en el sótano de su casa empecé a ver los canales de forma diferente. En su caso creo que es algo que hacen ella y su marido, no sé si interviene más gente en la producción de los vídeos, pero si se plantearon youtube tan en serio como para montar una segunda cocina en el sótano en lugar de usar la cocina normal de su casa.

Creo que aquí poca gente se plantearía hacer algo así, a menos que fuese un canal de una serie online de alguna productora independiente, en la que ya sabes que quien sale son personajes, hay un guión, etc.

Y por hoy ya lo dejo, que entre el vídeo y que he escrito aquí la biblia os vais a cansar de mí. Espero que nos veamos la semana que viene y que el portátil no vuelva a declararse en huelga.

Related posts:

2 thoughts on “No es tan fácil ser youtuber

  1. Mejor tener un canal en youtube, que es algo creativo y que te mantiene activa, que ser un vegetal ante la tele tragando todos esos programas cacurrios en los que a falta de inteligencia se dedican al critiqueo descontrolado desde la ignorancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: