Ser mujer en las redes sociales

Hoy vuelvo con una de esas entradas que tiene potencial para convertirse en un vídeo pero que no voy a poder grabar hasta dentro de un par de semanas y que necesito dejar, al menos, por escrito.

Porque a veces cansa ser una mujer en un mundo de hombres, oh, que exagerada, diréis, porque eso de que exageramos es la respuesta inmediata a cualquier queja que hagamos sobre cualquier tema en el que nos hayamos sentido discriminadas. La exageración es la forma de desprestigiar a las mujeres y de quitar importancia a nuestros problemas. Echad la vista atrás chicas, pensad en la cantidad de veces que os han dicho que exageráis en cualquier tema y en como eso os ha hecho sentir.

Pues bien, hoy vengo a exagerar sobre las redes sociales, que ya sabemos que a las mujeres nos gusta mucho eso de exagerar (y hacernos las víctimas, me lo han recordado en los comentarios ¿¿cómo he podido olvidarme de lo mucho que nos hacemos las víctimas??).

Tengo en el canal unos cuantos vídeos sobre temas que a mí, como mujer, me afectan, no solo me afectan personalmente sino que son algo que creo que nos afecta a todas (otra cosa es que estemos o no estemos preparadas para verlo, pero os aseguro que cuando lo ves no puedes dejar de verlo).

Uno de esos vídeos es este sobre mansplaining, un vídeo en el que hablo sobre la cantidad de veces que, por el simple hecho de ser mujer, hay hombres (repito, hay hombres… aunque me parece absurdo tener que estar recalcando a todas horas el “no todos los hombres” y un insulto a la inteligencia) que asumen que sabes menos de ellos de cualquier tema ¿Qué eres astrofísico? qué importa… seguro que te encuentras a algún hombre dispuesto a explicarte la teoría de la relatividad.

Bien, pues ese vídeo se ha llenado en la última semana de una tropa de machotes ofendidos, que lo entiendo, a algunos les cuesta ver que si las mujeres damos un paso hacia delante eso no significa que todos los hombres tengan que dar un paso hacia atrás, pero evidentemente este tipo de hombre se siente atacado en su posición de superioridad frente a nosotras.

Así que los comentarios se han llenado de insultos, de intentos de desprestigio (no te lo vayas a tomar mal, que te lo estoy explicando correctamente, también te estoy diciendo que exageras y que el feminismo se os va de las manos, pero eso es otro tema…) y de una buena cantidad de negativos en el último mes. Lo asumo, sé que es un vídeo que va a atraer a ese tipo de comentaristas enfurecidos, aunque tampoco entiendo que su primer impulso sea insultar, pero se les bloquea y punto.

Lo que ya no me gusta tanto es que esto es algo que nos pasa a nosotras y no a ellos. Este mes hice un trabajo sobre machismo para una asignatura y no sabéis la cantidad de vídeos insultando a mujeres que hay en youtube. Insultando, directamente, en algunos de ellos incluso dicen que nos merecemos que nos den una paliza, literalmente. En otros se nos trata de manera condescendiente, como si tuviéramos tres años, para decir, de nuevo, que exageramos con esto del feminismo y que las feministas son unas gordas y feas resentidas que no han encontrado novio y que se ven forzadas a ser lesbianas, también literalmente…

¿Sabéis la cantidad de negativos que tienen esos vídeos en comparación con el número de positivos? Apenas el 1%, de 1500 likes había 10 o 15 dislikes ¿sabéis la cantidad de comentarios que encontré en esos vídeos diciendo a esos orangutanes que volvieran a la cueva? Ninguno… evidentemente no leí todos los comentarios porque me estaba poniendo enferma, porque en sus comentarios se nos seguía insultando y se nos decían cosas aún peores que las que decían algunos de los “creadores de contenido”. Como que las mujeres solo servimos para el sexo y para mantener la casa limpia, todo esto, por supuesto, dicho de la forma más insultante posible.

En mi vídeo ahora mismo hay 255 likes y 55 dislikes, más del 20% de la puntuación total del vídeo es negativa. Pero dadle tiempo… que con tiempo los negativos superarán a los positivos, sino mirad este vídeo con el que también me tropecé.

El día que lo encontré tenía 405 likes en contra de 410 dislikes. Lo compartí por twitter para que intentásemos dar la vuelta a esa situación totalmente injusta y, por un momento, lo conseguimos, pero veo que hoy el marcador se ha dado la vuelta de nuevo hay 446 frente a 450. ¿Podéis ver el vídeo y decirme por qué esta chica merece tanto odio? No os invito a leer los comentarios porque los ha tenido que cerrar y la entiendo, porque tarde o temprano me voy a ver obligada a hacer lo mismo con el mío, si no lo he hecho ya es porque hay aportaciones interesantes en ellos y todas quedarán ocultas, pero levantarte cada mañana con un “eres una gorda, mereces morir” empieza a no ser agradable.

Y ya ni siquiera hay que irse a casos tan extremos en los que las mujeres hablamos de como nos trata estas sociedad machista en la que vivimos (nótese la ironía en eso de extremos), basta con pasar por cualquier canal de cualquier mujer y ver que siempre nuestra cantidad de negativos es mayor, que siempre puedes encontrar comentarios acosadores o insultantes por parte de hombres y, si no los encuentras, es porque la dueña del canal los borra (como es mi caso, aunque, a menos que el comentario sea ya insultante en exceso, lo suelo colgar por twitter).

¿Alguna vez os habéis entretenido en mirar los comentarios de Yuya? Una mujer con millones de suscriptores que, lógicamente, no puede controlar los comentarios que llegan a su canal y no puede borrar a todos esos que se dedican a decirle lo que le harían si la tuvieran acorralada en un callejón oscuro. Es puro y duro acoso lo de sus comentarios. Pero lo de los suyos y los de cualquier canal de una chica, solo hay que ser un poquito observador.

Coged dos canales con aproximadamente el mismo número de suscriptores y empezad a comparar cifras ¿qué canal recibe más dislikes? Siempre el de la mujer ¿qué canal recibe más comentarios de odio? Siempre el de la mujer ¿qué canal recibe más comentarios de acoso? Siempre el de la mujer. Y además los recibimos muy pronto, no hace falta tener un millón de suscriptores para que venga un baboso a tu canal a decirte lo guapa que eres y que le gustaría tener más contacto contigo, no hace falta. O para que traten de contactar contigo de cualquier forma posible: twitter, facebook, instagram, e-mail con la misma mierda. ¿Qué esperan? ¿Esperan de verdad que les digas “oh, si, toma mi teléfono, vamos a casarnos”? No, les basta con saber que te están incomodando, ese es siempre su objetivo último, porque eso les hace seguir en su posición de superioridad.

Pero algún motivo tiene que haber para que los rechaces, porque ¿cómo te atreves tú a rechazar su acoso si ni siquiera eres guapa y en realidad te están haciendo un favor? Eres una zorra desagradecida a la que nadie va a querer nunca, esas son siempre sus conclusiones. En su mundo no asimilan que eso es acoso, en su mundo acosar a alguien por internet, por la calle, cuando vas a comprar el pan… eso no existe, somos nosotras que, una vez más, exageramos ¡porque queremos que nos traten como personas!

Y todo esto de que las mujeres recibimos más odio en las redes sociales es algo que se ve y no hace falta ser una lumbrera para verlo, pero hace poco el periódico “The guardian” hizo un estudio sobre la calidad de los comentarios recibidos por sus periodistas en los últimos diez años y concluyó en lo que digo yo en esta entrada, que de los 10 periodistas que más odio recibían en sus artículos 8 eran mujeres y 2 negros (uno de ellos, además, gay). No hace falta hacer un estudio para ver eso, pero que lo hayan hecho creo que ya dice muchas cosas. Además los 10 periodistas que recibían menos comentarios de odio eran todos blancos y heterosexuales.

Y por supuesto no faltará el que diga que si reciben comentarios de odio será porque su trabajo no es tan bueno, porque no hay más ciego que el que no quiere ver, porque es mucho más fácil desprestigiar a una mujer que abrir los ojos a una realidad que, dentro de nuestra cueva, no nos va a gustar.

Yo recuerdo especialmente el caso de Sara Carbonero durante no sé si fue una eurocopa o el último mundial. Twitter se llenó con el hashtag “gracias sara” donde ridiculizaban todas y cada una de sus intervenciones, porque es periodista deportiva y además es guapa. La chica guapa tonta que está ahí solo por atraer público masculino y que no sabe lo que está diciendo. Importaba poco lo que dijera Sara, importaba muy poco que sus compañeros hombres estuvieran diciendo lo mismo, lo que importaba es que ella era mujer y había que ridiculizarla.

Hace apenas unos días leí en twitter que a las mujeres se nos exige la excelencia cuando el mundo (laboral) está lleno de hombres mediocres. Yo voy un poco más allá y creo que ni siquiera con la excelencia es suficiente, porque por muy buena que seas siempre habrá quien asegure que tu puesto te lo has ganado a base de rodilleras.

Además cuando te quejas de esto, de que se te exige el tripe y se te valora la mitad, o se te invisibiliza, se hace como que no se te escucha y después alguien se apropia de tus aportaciones, de nuevo estás exagerando y de nuevo no serás tan buena, no te las des de lo que no eres, que tu lugar está en la cocina.

Es que se nos va de las manos esto del feminismo…

8 thoughts on “Ser mujer en las redes sociales

  1. Hola
    Sigo desde hace tiempo tu canal pero nunca me he decidido a comentar, tengo que confesar que en youtube probablemente nunca me hubiera atrevido a comentar por lo que dices. He tenido malas experiencias comentando otros canales con contenido similar a los videos que publicas aqui y he sufrido el acoso del que hablas. Asi que tomé la decisión de dejar de comentar en videos porque ademas de que no servia de nada recibir tantas respuestas de odio no es sano.
    Pero aqui he decidido hacerlo porque veo que es un entorno pequeño y donde espero no recibir ese tipo de respuestas. Está claro que cuando dejamos comentarios publicamente en internet (o videos en tu caso) nos exponemos a este tipo de respuestas, pero que nos expongamos a ellas no significa que tengamos que aceptarlas y esto es por el comentario de Cristina. Que ademas se contradice a si misma, porque dejando su comentario tambien se exponia a recibir una respuesta que no le gustara, pero parece que no se lo ha tomado muy bien.

    Te felicito por seguir creando este tipo de reflexiones a pesar de las criticas, es una pena que la mayoria de las afectadas por esto no se atrevan a hablar por miedo al odio. Porque nos afecta a todas y tirarnos mierda entre nosotras no sirve de nada.

    No creo que exageres, creo que te quedas corta y gracias por seguir haciendo lo que haces, ojala mas mujeres tuvieramos la valentia que tienes, aunque solo sea aportando nuestro comentario. Gracias

    1. Es una pena que tuvieras que dejar de comentar por culpa del odio, aunque te entiendo perfectamente. Yo tengo una cuenta exclusivamente para rebelarme contra este tipo de contenido tóxico, primero porque no me apetece que los machotes lleguen a mi canal (ya llegan por si mismos, no se lo voy a poner tan fácil) y segundo porque así me ahorro leer lo que puedan comentarme, porque tengo desactivadas las notificaciones en esa cuenta. Como dices no es sano recibir esos comentarios de odio y es frustrante, porque están deseando utilizar el dudoso argumento de que exageras y te victimizas y parece que con eso se nos puede callar a todas, nos llevan desacreditando durante siglos ¿cómo no se nos va a callar con eso?
      Lo triste es que haya mujeres que lo utilicen en contra de otras mujeres pero bueno, espero que en algún momento se les caiga la venda de los ojos y vean la cantidad de tiempo que han perdido defendiendo lo indefendible. Porque yo creo que tarde o temprano esa venda se nos cae a todas y es cuando te das cuenta de la clase de mundo en el que has vivido toda tu vida.
      Muchas gracias por comentar 🙂

  2. ¡Por favor, para ya con el victimismo! Como mujer me estoy sintiendo ofendida con el drama tan absurdo que te estás montando, Isa. Aterriza en la vida real y VIVE. Internet no es la vida real.
    En general, en las redes sociales y en internet la gente no da la cara y por eso se creen con el derecho a decir cualquier barbaridad. Pero eso te pasa a ti como mujer y a cualquier hombre, transexual, animal o cualquier SER que se exponga al público en internet. Una vez que uno traspasa la barrera de lo privado a lo público, la gente está en su total derecho de opinar lo que les de la real gana. Y por supuesto que tú estás en el tuyo de quejarte por ello, pero ya el drama y el victimismo se te está yendo de las manos…

    1. Gracias por recordarme que no había hablado del victimismo en la entrada, muchísimas gracias, no haces evidente más que el entorno machista en el que te has criado y te equivocas de bando, pero mucho, solo espero que en algún momento decidas abrir los ojos :).
      Gracias por comentar y por tu grandísimo aporte.

      1. ¿Perdón? ¿”Entorno machista en el que te has criado”? ¿Acaso me conoces de algo para hacer esa afirmación tan sangrante? Mi historia es que me he criado con mi madre, exclusivamente, y que a duras penas hemos sobrevivido en estos años porque mi padre era un maltratador al que nunca pudimos denunciar porque nos tenía amenazadas de muerte. Por lo tanto, no hemos tenido ayudas sociales porque no denunciamos. Así que lo de entorno machista, mejor debiste ahorrártelo.

        Se me ha caído un mito contigo, la verdad. Menudo comentario tan cargado de odio, maldad e ironía tan mal llevada me has hecho. En fin… suerte en la vida, ISA, fue un placer.
        Te importará cero esto, pero automáticamente te voy a dejar de seguir en tus redes sociales y me quitaré la suscripción a tus vídeos.

        Te hice un comentario sobre una entrada tuya, ya que supongo que publicas entradas con la finalidad de que la gente comente en ellas y se fomente el debate. No sé a santo de qué has hecho una consideración tan FALSA y ABSURDA sobre mi vida.

        Saludos.

        1. ¿Y si es tan falsa por qué te ofende tanto? 🙂
          No tengo que conocerte para saber que eres machista, independientemente de tu situación personal (que, por cierto, no me importa…), no hay más que leer el comentario que has dejado aquí arriba para saberlo. No hay más que leer tu opinión sobre un tema que nos atañe a todas, porque sigues con la venda en los ojos, esa venda por la que las mujeres exageramos y nos hacemos las víctimas por todo.
          ¿De verdad crees que no vivo en el mundo real? ¿Lo haces tú? Porque por tu comentario lo dudo un poco y sobre todo me sorprende que, si has vivido la situación que dices que has vivido, sigas diciendo que las mujeres nos hacemos las víctimas y que se nos va de las manos. Cuando tú, más que nadie debería estar luchando porque las cosas cambiaran y desde luego eso no se hace desde la posición de “te haces la víctima, exageras”.
          Somos menospreciadas continuamente en cualquier ámbito de la vida ¿sabes cual es el origen de la violencia machista? La desigualdad ¿sabes como se combate eso? Diciendo lo que nos parece injusto, no diciendo al resto de mujeres que exageran, que es lo que tú has hecho.
          No sé donde ves el odio, la maldad y la ironía, repito que estás viendo lo que quieres ver, pero tú misma, es normal que los que todavía tienen la venda en los ojos se lo tomen todo como un ataque personal. Tú has sido muy poquito educada en tu comentario y además, repito, es claramente machista. De nuevo te digo que lo único que espero es que despiertes y abras los ojos a la realidad que vivimos, posiblemente entonces dejes de decir que se nos va la mano con el victimismo.

          ¿Soy yo quien dice cosas falsas y absurdas? ¿Tú te has leído a ti misma? Porque creo que no…

    2. Cristina, no sé si tu comentario va en serio o vas con la intención de trolear. ¿Has leído la entrada? Sinceramente me cuesta mucho creer eso que cuentas de que tu padre era un maltratador al que nunca pudisteis denunciar porque os amenazaba de muerte… porque si no, no dirías las barbaridades que estás soltando. No desprestigiarías ni menospreciarías una causa que supuestamente te concierne. Leyendo tu comentario y la respuesta que le has dado a Isa no puedo más que pensar o bien que lo que has dicho es mentira o que, efectivamente tal y como Isa dice te has creado en un entorno machista… y perdona si te molesta, pero no es tan raro.

      Todos tenemos algo de machismo en nuestra conducta y tú sin lugar a dudas lo has demostrado bastante con estos dos comentarios que has hecho. Y tienes que admitir que la única que ha hablado con maldad aquí eres tú, porque precisamente estás haciendo lo que el feminismo intenta combatir, que es desprestigiar a las mujeres y dejarlas como histéricas victimistas. Desde la primera línea que has soltado has dicho precisamente lo que Isa está recalcando que hace la gente machista… ¿Drama absurdo? para nada. Puede que para ti sea un drama absurdo, pero estás muy equivocada si crees que el hecho de que una mujer se queje de lo que ocurre en la vida en general. Por mucho que internet no sea la realidad refleja una muy buena parte de ella y perdona que te diga pero no, que estés en internet no te da derecho a insultar y a decir lo que te venga en gana. No sé que concepto tienes tu de educación, pero creo que difiere mucho de la apropiada.

      Me parece muy triste que califiques todo esto de “drama y victimismo”. Sinceramente si esto es lo que te parece, creo que tanto a Isa como a los que realmente nos preocupamos y luchamos contra una realidad que afecta a las mujeres te invitamos a que si esto es lo que piensas y crees que ya se nos está yendo de las manos y que somos unos exagerados, te vayas por donde has venido. Porque sinceramente comentarios como los que has hecho (donde la única que se ha victimizado eres tú, por cierto) lo único que consiguen es darle alas a gente como las que tu padre supuestamente es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: