Viviendo con una ALERGIA ALIMENTARIA

La gente que puede comer de todo no sabe la suerte que tiene. En muchos sentidos… tanto en el económico, porque puede comprar su comida a precios normales, como en opciones para salir por ahí sin miedo a terminar en urgencias.

Las cosas han cambiado mucho en los últimos diez años (no digo ya nada de los últimos 20), pero aún así sigue habiendo problemas, especialmente el de que nuestra cesta de la compra cueste como mínimo el doble que si no tuviésemos problemas para comer de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: