Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

Quería autorregalarme algún libro bonito por navidad, que fuese físicamente bonito, algo así como un objeto decorativo aunque no tuviese la intención de leerlo, y de esa forma llegó a mi vida «Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes». Lo compré, no solo porque es precioso, sino porque es un libro que me parece importante que exista, ya que, como me he cansado de repetir en el canal, a las mujeres nos faltan referentes en todos los ámbitos desde siempre y este libro pone su granito de arena para luchar contra eso.

Al final empecé a ojearlo por curiosidad y me lo terminé leyendo entero, porque es un libro que, si eres adulto, te lees en diez minutos. Tampoco es un libro que se pueda contar, todo el que lo conoce sabe de que va, son 100 historias de 100 mujeres que han cambiado la historia. Pero es que podrían haber elegido a estas 100 mujeres o a otras 100, lo bueno de este libro es que las mujeres hemos sido tan invisibilizadas durante la historia que tienen material para sacar segunda, tercera, cuarta, quinta parte y todas las que les apetezcan (en marzo sale la segunda parte si no me equivoco). Y lo importante es que empiece a cambiar esa idea de que las mujeres siempre nos hemos mantenido al margen de la historia, no porque lo hayamos hecho realmente, sino porque se decide que nuestra contribución no es importante y debe ser silenciada.

Yo he echado de menos algunos nombres pero estoy segura de que los veré en esas segundas, terceras, cuartas o quintas partes de este libro. También he descubierto muchos otros que no conocía en ámbitos que ni siquiera hubiese imaginado.

Y es un libro importante tanto para niñas, obviamente, como para niños, porque ellos también deben dejar de creer que han nacido para ser líderes indiscutibles mientras nosotras nos quedamos en los márgenes y sin ocupar el terreno de juego que les pertenece por naturaleza. A mí me hubiera encantado tener algo así a mi alcance cuando era pequeña, porque no hubiera creído que los únicos puestos importantes los ocupan los hombres, porque si todas hubiéramos tenido referentes femeninos en los que sentirnos reflejadas ahora mismo habría un poquito más de igualdad. Así que espero que contribuya a que las generaciones del futuro consigan esa igualdad para la que todavía nos queda mucho camino.

Coleccionista de muñecas, fotógrafa, adicta a los musicales, a Londres, a crear blogs, a twitter y últimamente también adicta a youtube.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: