No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

Este libro me enganchó desde el minuto uno, algo que nunca jamás hubiera esperado. Cuando vi ese título pensé que era un libro de autoayuda… si, como “El arte de amargarse la vida” y cosas similares. No me gustan ese tipo de libros, pero con ese título tenía que leerlo. Así que me pasó al contrario que con “El arte de amargarse la vida”, que pensé que era una novela y me encontré un libro de autoayuda y con este pensando que era un libro de autoayuda me encontré una historia muy divertida.

Lo empecé y lo terminé del tirón, es de esos libros en los que dices “venga un capítulo más”, “10 páginas más”, “voy por la 300… total para lo que queda” y cuando te das cuenta lo has terminado entero y son las seis de la mañana. Así que no fue una buena elección como libro del que leer un par de capítulos antes de dormir, porque dormir… no dormí mucho.

Me pareció muy divertido y me hizo reír muchísimo, hasta me di cuenta de que no me suelo reír con los libros… pero es normal, mis favoritos son los libros del sufrimiento durante y después de cualquier tipo de guerra y esos no te hacen reír mucho. Pero con este me divertí un montón y a pesar de haberlo elegido porque su título fue irresistible y eso podría haber acabado en ganas de estampar el libro contra la pared, pasé un rato muy divertido.

Su protagonista, Sara, es una chica insegura y con miedo al fracaso que hace que se bloquee al tomar cierto tipo de decisiones, me cayó bien, no lo pude evitar. Con una carrera “con futuro” y una decisión que hará que cambie su vida para siempre.

Hay muchísimas referencias a lo que está pasando en el país, la mayor parte de la historia se debe desarrollar entre 2011 y 2013, juraría que 2011… y hablan del despilfarro español en cosas como la T4, las preferentes, el 15M, los jóvenes que se tienen que marchar porque aquí no hay futuro, la ruina de las empresas de construcción. No es que el libro se centre en eso, el libro es básicamente una historia de amor, pero creo que todas esas referencias a lo que estamos pasando fue lo que hizo que me metiese aún más en la historia y me creyese a sus personajes. Igual dentro de 10 años todo eso ya no tiene sentido (esperemos).

Sobre todo me gustó que no fuese el típico libro que termina en porno… porque cuando vi que era una historia, como era la protagonista, la inseguridad que tenía en su vida y todo eso… durante los primeros capítulos esperé que un Christian Grey apareciera en su vida y nos contasen todos los detalles de sus encuentros, sin sado, pero ahí en plan vulgar como si estuvieras leyendo un fanfic cualquiera (tengo un libro muy, muy concreto en mente ahora mismo).

Pero me alegré de que no fuera así, de que simplemente sea una historia de amor y ya está. No una historia cutre sobre como tiene alguien el miembro disfrazado de supuesta historia de amor.

Así que me ha dejado muy buen sabor de boca y me ha encantado el descubrimiento. Os lo recomendaría, pero ya sabéis que mis gustos parece que no coinciden con los del resto de la humanidad, aunque ¿de verdad alguien puede odiar este libro? No creo…

Coleccionista de muñecas, fotógrafa, adicta a los musicales, a Londres, a crear blogs, a twitter y últimamente también adicta a youtube.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: