Si tan solo pudiera decírtelo

Si tan solo pudiera decírtelo es un libro que me envió la editorial por sorpresa, y cuando estas cosas no me gustan me sabe un poco mal. Pero no me gustó, porque es un libro con excesivo drama y con una historia que no tiene ningún sentido.

El libro nos habla de una familia que no se habla desde hace muchos años, porque tienen un gran secreto inconfesable que destrozará la vida de todas. Es una madre y sus dos hijas, la madre si que habla con ellas pero las hijas no quieren ni verse porque se culpan de cosas del pasado.

El secreto inconfesable es tan obvio que podría formar parte de esos libros que dan mucha vergüenza ajena. Y no es solo que sea obvio, es que además es estúpido, estúpido hasta el punto que no entiendes que lleven tantos años sin hablarse.

La señora tiene cáncer y va a morirse porque no quiere recibir tratamiento. No quiere recibir tratamiento en favor de ese drama gratuito que nos regala la historia. Se ve tan claramente cuando el libro quiere hacerte llorar que, de nuevo, llega la vergüenza ajena. Lo que me sorprende es que este libro haga llorar a nadie… puede hacerte llorar, pero de vergüenza, no de otra cosa. Dudo mucho que la reseña de Jojo Moyes que tiene en portada de «me gustó pero me hizo llorar», se refiera a llorar de vergüenza ajena.

Si os va el drama gratuito y los personajes intensos que tienen grandes tragedias en sus vidas, este es su libro. Si, como a mí, todas esas cosas os repelen… manteneos alejados de él.

Fue una de las primeras reseñas haters del nuevo canal, pero es que no podía ser otra cosa.

Coleccionista de muñecas, fotógrafa, adicta a los musicales, a Londres, a crear blogs, a twitter y últimamente también adicta a youtube.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: