Tu año perfecto

Autor: Charlotte Lucas

Nº de páginas: 424

Editorial: Maeva

Sinopsis:

Una novela sobre las pequeñas cosas que hacen que la vida valga la pena.
Léela y conseguirás y tu año perfecto.

¿Cuál es el sentido de tu vida?

Si Jonathan Grief, propietario de una importante editorial y muy aficionado a escribir en la sección de cartas al director, supo alguna vez la respuesta a esta pregunta, hace ya mucho tiempo que la ha olvidado.

Hannah Marx, joven emprendedora que acaba de montar una ludoteca para niños, la gran ilusión de su vida, lo tiene muy claro. Ver siempre el lado bueno de las cosas. Aprovechar el tiempo. Disfrutar del aquí y el ahora. Incorporar en el día a día cosas tan espontáneas como andar descalza por un campo de flores.

Pero a veces el destino te hace dudar de todo aquello en lo que creías, y descubres que tienes que aplicar el carpe diem para seguir adelante.

Una historia sobre un hombre, una mujer y las preguntas verdaderamente importantes de la vida.

Amazon

Este es un libro perfecto para empezar la semana que viene, porque comienza el 1 de enero, aunque no lo terminaréis el 31 de diciembre como sus protagonistas.

Eso si, no esperéis una gran obra maestra porque es un libro entretenido que te hará pasar un buen rato pero no creo que tenga muchas más pretensiones. Para mí le sobra un poco el mensaje de mr.wonderful que lo hace un pelín sectario para mi gusto, pero bueno.

Nos habla de dos personajes Jonathan y Hannah que están en polos opuestos de la vida. Mientras Hannah es excesivamente optimista y siempre está dispuesta a ver el lado bueno de las cosas, para Jonathan los días pasan entre quejas a todas partes por todo. Tiene tanto tiempo libre y una vida tan vacía que se dedica a escribir al periódico, al ayuntamiento o a dejar notas en los parabrisas de los coches mal aparcados y cosas similares, ya sabéis, ese tipo de detalles en los que nadie se fijaría a menos que tuviera poco que hacer con su vida.

Es un personaje que cae mal desde el principio, creo que es inevitable. Y el 1 de enero se cruza en su vida una agenda que alguien deja colgada en el manillar de su bicicleta. Una filofax que tiene organizadas actividades para todos los días de ese año. Su primera intención es devolverla pero luego la agenda empieza a cambiar su forma de vivir la vida y empieza a hacerle olvidar sus manías estúpidas y lo de escribir quejándose a todas partes.

Por otro lado Hannah es la autora de la agenda, aunque Jonathan no era el destinatario. Ella está convencida de que siendo positivo se puede conseguir cualquier cosa y por eso su agenda es como es. Cree que todas las cosas las puedes conseguir simplemente con quererlas y parece que lleva sobredosis del documental de «el secreto».

Cada capítulo está dedicado a uno de ellos y eso hace que se avance rápido en la lectura porque siempre deja algo al final del capítulo que te hace querer llegar al siguiente del personaje. Creo que no me costó más de cuatro o cinco horas leerlo, cuando te dabas cuenta llevabas más de 100 páginas y apenas había pasado media hora.

A pesar de todo me creía más al personaje de él que al de ella, porque ella actúa de formas un tanto incoherentes teniendo en cuenta lo que le pasa.

Pero bueno es un libro para pasar el rato, que se lee en un momento y que te hace desconectar de otras lecturas más densas, porque no tiene nada. Eso si… si os gustan las agendas corréis peligro de que renueve vuestro amor por la malden de filofax, porque estoy segura de que esa agenda que no paran de nombrar (y que ya dicen que es una filofax) es una malden. A veces no podía evitar preguntarme si filofax pagó la producción del libro… porque no es normal, no es normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: