Ve y pon un centinela

Y este es el libro del que hablaban todas las noticias, que también fue elegido para la maratón de libros y que me impulsó a leer Matar a un ruiseñor como os comenté ayer.

Personalmente no me gustó tanto como la otra historia, la historia ya empieza prescindiendo de un personaje de la forma más tonta, creo que aquello me dolió en el alma y fue lo que hizo que mirase el resto del libro con otros ojos.

Pero creo que también me pasa lo mismo que con el anterior, que no son libros para incluir en una maratón de siete libros en siete días, que también es un libro para leer más despacio.

El final me pareció muy bueno y fue lo que hizo que mi valoración general de la historia mejorara. Evidentemente no os lo voy a contar, pero creo que cuando lo lea por segunda vez mi forma de ver la historia cambiará al saber cual es el final.

Porque también es un libro que leeré de nuevo, sin las prisas de tener que terminarlo por cumplir con el plan establecido. Son dos libros a los que, un mes después, les sigo dando vueltas y eso no pasa con todos. De hecho algunos sobre los que escribiré en los próximos días los tengo ya prácticamente olvidados.

Eso si, si lo vais a leer hacedlo despacio, no lo incluyais en una maratón de libros, no merece la pena.

Coleccionista de muñecas, fotógrafa, adicta a los musicales, a Londres, a crear blogs, a twitter y últimamente también adicta a youtube.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.