Organizando el escritorio

Hoy rescato el vídeo: Organizando el escritorio, es de hace un par de años pero, por algún motivo desconocido, no lo publiqué en su momento y me parecía importante tenerlo en el blog. Hace unos días fui a enlazarlo en la entrada de la nueva organización del escritorio y no lo encontré, así que he decidido rescatarlo.

Si visteis el vídeo de la semana pasada veréis que han cambiado bastantes cosas en el tema de la organización. Aunque en este vídeo tiré muchas cosas inútiles que poblaban los cajones y conseguí aprovechar mejor el espacio. Cada cierto tiempo hay que seguir organizando el escritorio para que no entre en el caos, pero ahora me resulta mucho más sencillo que antes.

Estas son algunas de las cosas que me han hecho la vida más fácil para conseguir mi objetivo:

Si algo me parece imprescindible desde que lo coloqué es la tabla de corte. El escritorio no es muy bueno y se estropea con facilidad así que esta tabla de corte ha salvado la madera de estar ahora llena de agujeros. En este vídeo podéis ver el plástico protector que venden en ikea que os comentaba en el vídeo anterior (¿o posterior?) y lo cierto es que era un verdadero asco.

Y por supuesto la pequeña estantería que sirve a la vez para elevar la pantalla del imac. Me costó mucho encontrarla porque no veía nada que se adaptase a mis necesidades o, si estaba, era en color negro, pero finalmente apareció el que compré y no puedo estar más contenta. Así que, si queréis ganar orden en vuestro escritorio os recomiendo mirar este tipo de soportes. Hay para todos los gustos en amazo (madera, metal, plástico…) pero yo buscaba algo de madera que pareciese formar parte del escritorio y con este lo he conseguido.

Haul de material escolar

Hoy toca haul de material escolar. Todos los años por estas fechas, la página materialescolar.es colabora conmigo en este vídeo de vuelta al cole para el canal. Este año he decidido que todo lo que pidiera sería para donar en la campaña de vuelta al cole. Todos los años que quieran seguir colaborando conmigo pediré material para donar.

Así que pensé ¿qué cosas me parecían a mí imprescindibles en el momento de volver a clase? De ahí ha salido esta lista de materiales:

Puede que me haya dejado alguna cosa, la gente que comentó en el vídeo echó de menos el corrector, pero yo no lo utilizo y si olvidé el portaminas. Pero bueno, habrá más vídeos del estilo por delante para poder repetir este tipo de listas de la compra.

Hace unos años trabajé limpiando una colegio y hubo algo que me llamó la atención: el material escolar comunitario. No sé si es buena o mala idea porque, aunque por un lado anima a los niños a compartir, por otro tenía la sensación de que lo valoraban muy poco. Todos los días recogíamos un montón de ese material del suelo, especialmente en las clases de los más pequeños. Y no todas las familias podrán permitirse participar en ese fondo de material escolar común, o renovar los materiales de sus hijos todos los años. Ese sistema comunitario les obligaba a renovar los materiales todos los años y además sé que en algunos de los colegios no lo utilizaban de un año para otro y que todo iba a la basura (no era el caso del colegio en el que trabajé yo).

Para el próximo curso supongo que el material escolar comunitario no estará permitido por lo que todos sabemos. Ni siquiera sabemos todavía si habrá vuelta al cole (en Valencia tienen la intención de volver el 7 de septiembre) porque no tienen las medidas de protección adecuada. Así que este septiembre va a ser tan raro como lo está siendo el resto del año. Pero bueno, no por eso vamos a dejar de disfrutar de un buen haul de material escolar ¿verdad?

Soñar bajo el agua

Autor: Libby Page

Nº de páginas: 400

Editorial: SUMA

Sinopsis:

Rosemary es una viuda de 86 años que ha vivido en el barrio de Brixton, en Londres, toda su vida. Allí ha visto cómo cerraba la biblioteca en la que trabajaba y cómo la frutería se convertía en un bar de moda. Cuando la piscina local a la que acude desde que era una niña, y en la que se enamoró de su marido, se ve amenazada también, Rosemary sabe que este puede ser el principio del fin.

Kate es una joven reportera del periódico local y desde que se mudó a Londres se encuentra perdida en una ciudad que siente demasiado grande... y demasiado hostil. Pero cuando, con la ayuda de un encantador fotógrafo, Kate investiga un poco en la historia de la piscina de Brixton se da cuenta de que esta es la oportunidad que ha estado esperando.

Porque, juntas, Rosemary y Kate están dispuestas a resistir y a demostrar que la piscina no es solo un lugar para nadar. Es el corazón de una comunidad y harán lo que sea para protegerla.

Amazon

Soñar bajo el agua, de Libby Page, fue un libro que empecé en el momento equivocado. Hablé de él en uno de los últimos vídeos de libros que subí al canal. La primera vez que lo empecé estaba pasando por un momento muy estresante y el libro me empezó a parecer demasiado deprimente. Empieza en Londres, con una protagonista que vive sola y sin amigos porque se ha mudado desde casa de sus padres. Y no era momento para leer a alguien que estaba pasando por esa situación en Londres.

Pero cuando lo retomé unos meses después, cuando ya terminó aquella situación, el libro no estaba tan mal ni era tan deprimente. La protagonista es una periodista joven que no está pasando por su mejor momento. Vive sola en Londres y no sabe muy bien el rumbo que está llevando su vida. Un día encuentra en la calle un cartel para luchar contra el cierre de la piscina del barrio y va a averiguar la historia y ver si puede hacer un seguimiento en su periódico.

Conoce la historia de la piscina y de la persona que la está trabajando para que no la cierren. Una señora de más de 90 años cuya vida ha girado alrededor de esa piscina y de la comunidad que se ha formado en ella.

Y gracias a dar a conocer la historia empieza a recuperarse esa comunidad y ella encuentra su lugar en el mundo, igual que lo encontró la señora en su momento. Al final nos está hablando de como esos espacios ayudan a crear comunidad en los barrios. Especialmente en ciudades hostiles como Londres es importante encontrar ese tipo de comunidades. Recuerdo que cuando vivía allí, la vida del barrio giraba entorno a la biblioteca, donde te daban descuentos para el cine si te hacías socio. En el barrio donde trabajaba, había una iglesia que organizaba grupos de comunidad para gente que se sintiera sola. Son cosas que aquí en España no acostumbro a ver y que allí me llamaban la atención. O quizá en España no acostumbro a verlas porque aquí no me siento sola.

La historia quizá es un poquito cursi de más, y tampoco es que vaya a dejarle a nadie una huella profunda, pero se deja leer.

Si algo no me gustó del libro fue el final, el final sobraba. Porque es una historia que tiene, como mínimo, dos finales. Pero no porque tenga dos finales alternativos o algo similar, sino porque es de esos que parece que acaban pero luego sigue con dos capítulos más. Con el primer final quedaba bien cerrado y yo creo que el segundo final era totalmente innecesario.

Pero bueno en general el libro no está mal. Va de una piscina, pero eso no quiere decir que sea un libro para leer en verano, porque os sorprenderá que van a la piscina con lluvia.

¿Lo habéis leído?

La nada normal nueva normalidad

Nos enfrentamos a la nada normal nueva normalidad, y es curioso como para alguna gente es como si nada hubiera pasado. A mí me está costando mucho asumir todos estos cambios y volver a la vida como antes, porque la vida ya no es como antes y parece que no nos damos cuenta (a la vista están los rebrotes y un más que posible nuevo confinamiento).

Algo que me hizo darme cuenta lo nada normal que es esta nueva normalidad fue que no puedo disfrutar de las series, las películas o la cultura en general de la misma manera que antes. Cosas totalmente normales que nos pasarían desapercibidas, como dos personajes compartiendo espacio vital, ahora a mí me ponen los pelos de punta.

Me hubiera gustado grabar este vídeo esta semana porque hubo algo que me puso al borde el infarto hace un par de sábados. Estaba cenando y estaba puesto Sálvame, iba a salir la Campos y, cuando aparecen ella y Jorge Javier, estaban a menos de un metro de distancia, eso ya era muy raro. Aparece un señor para colocarle el micro ¡y sale sin mascarilla! ¿Pero que les estaba pasando? Y ya para rematar se la lleva al plató y, al abrir la puerta, aparece todo el equipo técnico sin mascarillas ¡y el público! De pronto me sentí en un universo alternativo en el que no entendía nada hasta que salió la fecha en pantalla: 1 de febrero de 2020. ¿No pusieron la fecha antes o yo no la vi? Conté todo esto nada más pasó en twitter, pero no podía evitar pensar en este vídeo.

El libro del que os hablo en el vídeo es esta bazofia, un motivo más para no leerlo. ¿Conocéis casos parecidos a los que pasa en este libro?

Bienvenidos a la nada normal nueva normalidad.

Soñar con la superficie ¿la mayor basura que he leído nunca?

Si la semana pasada os traía una distopía feminista que dudaba si era tan distopía y a ratos también dudo de si es tan feminista, hoy os traigo Soñar con la superficie, posiblemente la mayor basura que he leído nunca y lo más alejado al feminismo que podéis encontrar.

El libro se vende como la reinterpretación feminista de La Sirenita y es una mezcla un tanto extraña de la película de disney y la historia original. Tiene todo lo macabro de la historia original (a la sirena le cortan la lengua, las piernas se le van desintegrando con el paso del tiempo…) y escenas que son copia y pega de la película de disney. El libro está muy mal escrito, en los castillos de los océanos hay escaleras… con eso os lo digo todo.

Y ojalá lo peor fuese que en los castillos hay escaleras o que la sirenita sueña con comer pasteles, si, ya sabéis… esas cosas que no existen bajo el mar pero que ella añora aunque no los haya probado en la vida. Lo peor de este libro es el mensaje tan equivocado que lanza al público al que está dirigido.

Pero para saber cual es ese mensaje vais a tener que ver el vídeo, que no me voy a cansar de destripar por todas partes, desde instagram a twitter ¡es un peligro!

Tour por mi escritorio

El tour por mi escritorio es uno de los vídeos más pedidos del canal. Aprovechando que compré ese pequeño estante para organizarlo todo mejor (el confinamiento nos ha hecho darnos cuenta de muchas cosas), decidí poner un poco de orden y grabar por fin el ansiado vídeo.

La verdad es que lo he notado mucho en cuanto a espacio ganado y organización. Parece mentira lo que puede hacer ese pequeño estante, ahora puedo utilizar el escritorio para otras cosas guardando el teclado debajo de la pantalla.

Esta habitación es pequeña y tengo que sacarle el máximo partido posible, por eso utilizo cosas como los dos carritos de Ikea y, ahora, este nuevo estante. De cara a un más que posible nuevo confinamiento no quería volver a vivirlo como en marzo (el vídeo está en el canal, lo veréis por aquí en unas semanas), así que he decidido hacer pequeños cambios en la habitación que me hagan vivir un segundo confinamiento con más comodidad si se vuelve a producir.

Me acabo de dar cuenta de que no está publicado aquí el vídeo en el que organicé mi escritorio hace un par de años, que fue el primer tour por mi escritorio. Lo rescataré y lo pondré la próxima semana, es un vídeo que tiene muchísimo tiempo pero me parece necesario que esté en el blog y no entiendo como se me pudo pasar.

Decidme como organizáis los espacios pequeños de vuestra casa y los trucos que tenéis para mantener vuestros escritorios organizados. Yo no sé coo no he comprado antes el elevador de pantalla, que además hace mucho más cómodo el uso del imac. Pero ahora ya lo tengo en casa y mi escritorio tarda un poco más en alcanzar el nivel de caos que tuvo durante el confinamiento.

Cariño, Cuánto te odio

Autor: Sally Thorne

Nº de páginas: 416

Editorial: Espasa

Sinopsis:

Lucy Hutton es la asistente de una editora de la vieja escuela, preocupada por la calidad de los títulos que publica. La editora se ve obligada a fusionar su pequeña editorial con una gran editorial comercial, y Lucy se ve obligada a trabajar con Joshua Templeman, el asistente del editor en jefe de la otra editorial, preocupado únicamente por las ventas. Lucy y Joshua se convierten inmediatamente en enemigos, pero del odio al amor ya sabemos que hay sólo un paso…

Amazon

«Cariño, cuanto te odio» es de esos libros que sigues leyendo sin entender qué necesidad hay de seguirte torturando. El título ya no daba muchas esperanzas, ya pensabas que te ibas a topar con el clásico «los que se pelean se desean» y no te equivocabas.

Lo que me hizo sentir este libro fue profunda vergüenza ajena. No sé si recuerdo algún otro título que me haya hecho sentir tanta vergüenza ajena como este, seguro que si, pero no por los mismos motivos.

Tenemos a dos protagonistas que se odian. Son rivales en su trabajo ya que ocupan el mismo puesto con diferentes directores. La empresa es una editorial (como no) que se ha fusionado para sobrevivir y mientras ella es parte de la editorial sensible y lacrimógena, él forma parte de todo lo opuesto. Los dos son tan increíblemente buenos en sus trabajos que no sabes como no están ya dirigiendo su propia empresa.

La historia nos la cuenta desde el punto de vista de ella, estamos constantemente en su cabeza leyendo su obsesión por el chico. Controla las camisas que lleva y sabe de que color se vestirá cada día de la semana, sabe cuando apunta cosas en su agenda…

Y lo mejor de todo es que dice que el obsesionado es él, porque está segura de que todo lo que apunta en su agenda está relacionado con ella.

La escena del ascensor merece un punto y aparte. Los dos se quedan encerrados en un ascensor y él, de pronto, la acorrala contra la pared y la besa ¿perdona? Y ella, en lugar de denunciarle a la policía por acoso, empieza a enamorarse de él. Y la forma en la que lo describe es especialmente horrible.

Básicamente él, un potencial acosador, se convierte en un trozo de carne del que solo importan sus músculos y lo bueno que está. Pero antes de que la acorrale en el ascensor no lo había notado, porque entonces se odiaban. Entonces vamos asistiendo a un patetismo tras otro hasta que los dos personajes terminan juntos porque estaba escrito.

¿Machista? Muchísimo, que esté escrito desde el punto de vista de ella no significa que no sea machista. Incluso cuando él se convierte ante nuestros ojos en un trozo de carne. Porque todo el mundo de ella gira a su alrededor, cuando se odiaban y cuando dejan de odiarse.

Los jueguecitos tontos de «yo voy a ganar» son demasiado patéticos para ser ciertos. Ellos se deben cosas, cuando se odian y cuando no y el objetivo de ella es sacarle a él una sonrisa.

Es que de verdad… la vergüenza ajena que produce este libro es difícil de describir con palabras.

Pero si me ha inspirado para una cosa: vídeo sobre libros que dan vergüenza ajena. Lo triste es que la mayoría son de la misma temática…

Haul de papelería DEFINITIVO

Hoy por fin el haul de papelería definitivo, no porque sea nada que no vaya a superar (de hecho creo que lo voy a superar en breve), sino porque por fin llegó uno de los paquetes que estuve esperando durante todo el confinamiento. Uno de esos paquetes que pedí en febrero, cuando todavía pensábamos que la vida era normal y nadie sospechaba que el virus fuese a salir de China, que nunca llegó, del que me devolvieron el dinero y pedí de nuevo.

Os dejo aquí todos los enlaces, aunque están en la descripción del vídeo pero los que entráis directamente desde el blog me los pedís:

La verdad es que no sabría decir cual ha sido mi material favorito de lo que recibí y tenía tantas ganas de recibirlo que me supo a poco. En próximos vídeos veréis como pruebo algunos de los materiales porque muchos de ellos han despertado bastante curiosidad. Recordad que en el canal las cosas se publican mucho antes que en el blog y que encontraréis allí los vídeos probando todo este tipo de materiales.

Así que este ha sido el primer haul de papelería definitivo, pero no el último, porque mientras podamos seguir pidiendo cosas antes de que nos vuelvan a confinar, voy a aprovechar para hacer acopio de materiales. No quiero que pase como en marzo y volver a recibir pedidos con cuentagotas.

Lo que ha pasado me ha servido para ser mucho más selectiva con todo lo que compro. No quiere decir que vaya a comprar menos, porque en realidad estoy comprando más, pero si que voy a comprar cosas mejores. Porque recibir este paquete me hizo mucha ilusión, pero recibir los paquetes anteriores llenos de washi y cosas sí… después de tres meses esperándolos, no fue nada especial. Además hecho de menos comprar cosas más relacionadas con Bellas Artes, pero ahí podemos liberar a la bestia… ya lo iréis viendo.

Todo lo que habéis visto en el vídeo se parece mucho a cosas que ya tengo por casa de marcas más conocidas ¿Qué comparativa os gustaría ver primero?

La granja de Joanne Ramos

La granja, de Joanne Ramos, entra a formar parte de la pequeña colección de distopías feministas que he ido leyendo en los últimos años (El cuento de la criada, The power, Voz…). Aunque en realidad a mí este libro no me ha parecido una distopía, porque lo que cuentan podría estar pasando en este mismo momento, en cualquier parte del mundo. Creo que fue JennRa quien me dijo que lo habían puesto dentro del género de ciencia ficción, pero el caso es que ciencia ficción tampoco me parece.

¿No podría ser posible que existieran granjas en las que personas ricas explotasen a mujeres pobres para tener hijos biológicos? Quizá no las instalaciones como tal, pero no se aleja tanto de lo que está pasando en algunos países.

Lo que me ha descolocado de este libro ha sido el final ¿quiere que nosotras saquemos nuestras propias conclusiones? ¿no quiere mojarse? ¿o en realidad nos ha engañado durante toda la novela? Tengo sentimientos encontrados con ese final y todavía no he sacado conclusiones sobre él. ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido a vosotras?

DIY MASCARILLA REUTILIZABLE de TELA

En este vídeo os enseño a hacer una mascarilla reutilizable de tela DIY. Hace poco os enseñé todas las mascarillas que me había comprado al saber que debía volver al trabajo de manera presencial, pero ahora he aprendido a hacer mis propias mascarillas. Hacerlas está al alcance de cualquiera, si yo, que soy una completa inútil con la costura, he podido hacerme mis propias mascarillas, cualquiera puede hacerlo. En el vídeo se incluye como hacer el patrón.

La mascarilla tiene doble forro y bolsillo para filtro. Además la tela del interior es impermeable, que esto en el vídeo no os lo dije porque no lo sabía. Porque pensaba que era la misma tela que había comprado en aliexpress, pero no, esta fue una tela de tienda que repele el agua. Aunque con la triple capa ya es sorprendente ver que el agua no pasa (hice el test del spray que circula por internet), pero es que con la tela impermeable, no solo no pasa el spray, es que puedo llenar la mascarilla de agua y no pasa.

Materiales:

Medidas de la tela:

  • Frontal y parte trasera: 27×17 aproximadamente (se dobla por la mitad)
  • Bolsillo: 23×17 aproximadamente (se dobla por la mitad)

Para hacer la mascarilla yo he utilizado la máquina de coser, pero algunas seguidoras me han enviado sus resultados por instagram cosiendo la mascarilla a mano. Así que, si no tienes máquina de coser, puedes hacer el mismo proceso cosiendo la mascarilla a mano. Y si tienes pero no te atreves a usarla ¡anímate! Creo que en ese vídeo era la quinta vez en mi vida que tocaba la máquina de coser, no es tan peligrosa como parece. La tengo desde hace al menos 20 años y no la he usado hasta ahora y si yo puedo, todas podéis, os lo aseguro.

Si os animáis podéis enseñarme los resultados etiquetándome en las historias de instagram y yo las compartiré, para que todo el mundo vea lo fácil que es y lo artistas que sois.

¡Espero que os guste!

Pruebo los ANGELIC COLORS | Bolis de GEL de COLORES PASTEL

Cuando recibí los Angelic color de Signo no me convencieron mucho, de hecho los tenía muertos de asco en un cajón. Pero hasta el momento no los había probado sobre papel negro, en el que mejoran considerablemente. Todavía no tengo ninguna libreta de hojas negras, así que hace poco compré unas cartulinas y las corté. No sé si deben ser el mismo tipo de papel, pero estoy segura de que las cartulinas no se diferencian mucho de la scribbles de hojas negras, porque ya sabemos que las últimas scribbles son de cartulina.

Si que me gustaría probar alguna de esas libretas de hojas negras algún día para dibujar o no sé muy bien para qué, así que me alegro de no haberme librado de estos bolis en su momento, cuando los probé en papel blanco, y me parecieron espantosos. Claro que tampoco es que mis maravillosos Zebra Sarasa tengan mucho que envidiarles.

Angelic Color vz Zebra Sarasa
Comparativa entre los angelic color de signo y los zebra sarasa milk color.

Son colores que se complementan bien entre ellos aunque alguno como el green y el milk green son parecidos, el resto se diferencian lo suficiente como para poder utilizarlos todos a la vez. Tengo algunos bolis más que escriben en cartulina negra y próximamente veréis un libro sobre ellos en el canal. Con algunos no esperaba que se pudiera escribir y creo que a vosotras también os va a sorprender. Pero el vídeo no llegará hasta que no reciba un pedido de aliexpress en el que he comprado algunas cosas que parece que van a funciona exclusivamente sobre papel negro. Parece que los pedidos de aliexpress ahora llegan pronto, los últimos paquetes que he pedido (nada que ver con papelería) han llegado en menos de tres semanas, mucho más rápido que antes de la pandemia. Así que espero que este paquete también llegue pronto porque después de más de cuatro meses sin recibir cosas me merecía un capricho gordo.

Un unboxing muy especial

En este vídeo os enseño un unboxing muy especial qeu fue toda una sorpresa: El aroma de los libros de Desy Icardi.

Fue un libro que me iban a enviar antes del confinamiento. Con todo lo que pasó al parecer se paralizó el lanzamiento (yo estuve en La casa del libro el día 8 de marzo y no recuerdo si lo tenían) y lo mandaron después, con una caja especial personalizada que no os podéis perder.

Ellos me enviaron también una versión personalizada de Circe que podéis ver en este vídeo, pero la nueva edición especial es muchísimo más bonita. La compartí por instagram el día que llegó y a todo el mundo le gustó mucho.

Todavía no he podido ponerme con el libro porque junio y julio han sido dos meses complicados, pero espero ponerme con él en agosto que tengo unas vacaciones muy necesarias este año. Aunque todavía estoy barajando la posibilidad de comprarlo en digital porque cada día se me hace más pesado leer libros en físico. No es que no me guste tener los libros en físico, porque me gusta y hasta he hecho hueco en la estantería. Pero leer en digital es muchísimo más cómodo para mí, especialmente cuando voy escasa de tiempo. Así que últimamente de todos los vídeos que tengo en físico intento comprar la versión digital (a menos que esté segura que el libro va a ser espantoso) y suelo ir combinando la lectura en ambos formatos.

En agosto quiero llegar a leer un libro por semana, así que a ver si es posible aprovechar bien el mes…

A %d blogueros les gusta esto: